Sector
¿Existe una Burbuja Madre? ¿Criptomonedas, Obras de Arte, Activos Financieros?
Lunes, 22 Enero 2018 03:34

Written by  Artículos Especiales
Comparte en redes sociales

Enero 22 Obras de arte, autos clásicos, bienes inmuebles, acciones, bonos, criptomonedas, entre otros bienes, han sido el foco de los inversionistas desde hace unos años, concentrando una alta demanda que ha conducido a que en el mercado se hable de diferentes burbujas a razón de sus precios, encendiendo alarmas en los diferentes sectores de la economía global. Sin embargo, se puede considerar la actualidad de cada una de estas inversiones como la consecuencia de una “burbuja madre”: el exceso de liquidez en la economía mundial.

art20180122

Luego de la crisis presenciada a finales de la década pasada, la posición monetaria de los entes emisores de las principales economías crearon un entorno económico basado en la deuda y el crédito con el fin de incentivar la recuperación, lo que generó en el mediano plazo un escenario de exceso de liquidez que ha aflorado en los diferentes focos de inversión evaluados por los inversionistas. Esta coyuntura es ahora la principal preocupación de los Bancos Centrales, pues el potencial recalentamiento de sus economías enciende alertas en los agentes.

Pese a esta situación, las tapas de los diarios concentran su mirada en el desempeño de las criptomonedas, referenciando las consecuencias de las decisiones tomadas por China en contra de estas, y en el potencial desplome que se podría estar experimentando. De esta manera, en muchos de los casos, se ignora el principal problema atado al exceso de liquidez, lo que ha fortalecido la demanda de bienes con una oferta limitada, impulsando al alza el valor de estos.

Existen diferentes hipótesis frente al fin de esta burbuja madre, todas con un resultado en común: el cambio radical del panorama financiero mundial. La primera suposición va de la mano del cambio de posición de los Bancos Centrales hacia una disminución de los estímulos económicos, eliminando de a poco el ya nombrado exceso, logrando un choque de demanda en el mediano plazo, y por ende un reacomodo de los precios de los activos.

Por otra parte, se encuentra la transición del sistema monetario propuesto y puesto en marcha por Rusia y China desde hace unos años, buscando reducir sus reservas de dólares a través de jugadas como el abandono del sistema petrodólar y el movimiento en pro de la incorporación del oro como activo de reserva (DEG), lo cual conllevaría a una depreciación global del dólar, principal protagonista en la creación de esta coyuntura de precios ante el superlativo desempeño de la economía estadounidense entre el 2013 y el 2015.

Por último, está la posibilidad de una regulación intensiva de las criptomonedas, activos que generan diversas críticas, pero que podrían ser adoptadas por los diferentes Bancos Centrales dentro de su política monetaria, dando un giro radical al aspecto privado y desregularizado que poseen actualmente. Así, cualquiera de estas posibilidades comprendería un impacto directo sobre el sistema monetario mundial, logrando un choque de demanda de alta afectación sobre el nivel de precios que rondan los diferentes mercados.

En conclusión, hay claridad frente al poco tiempo que le quede al exceso de liquidez que gobierna la coyuntura económica global, trayendo consigo cambios relevantes en la manera en la que percibe el sistema monetario mundial y dando fin a la burbuja madre y a sus diferentes cosechas, por lo que, siendo un escenario negativo del futuro económico, se plantearía un panorama bastante oscuro.

Artículos relacionados:

30 off 2