Expansión a Doble Digito, el Nuevo Mercado de los Gimnasios en Colombia

Artículos Especiales

Expansión a Doble Digito, el Nuevo Mercado de los Gimnasios en Colombia
Lunes, 29 Enero 2018 11:25

Comparte en redes sociales

Enero 29 La cultura de un cuerpo sano toma cada vez más fuerza en Colombia, las personas se preocupan por hacer ejercicio y el mercado no es ajeno a esta situación. Esto se evidencia en el crecimiento del 46% de gimnasios en funcionamiento desde 2013 hasta la fecha, lo que posiciona al país en el quinto puesto de Latinoamérica. La expansión de los gimnasios se ha visto jalonada, además, por la creciente apertura de centros comerciales.

pexels photo 136410
Fuente: Pexels

Según International Health, Racquet & Sportsclub Association (IHRSA), comunidad global de profesionales de la salud, el mercado de gimnasios locales factura más de $1.072 billones de pesos anuales, a pesar de que para el 2017 se calculaba que solo el 3% de la población en Colombia acude a uno.

Las cadenas de gimnasios más competitivas a nivel nacional son la colombiana BodyTech y en segunda instancia la brasilera Smart Fit, cada una con conceptos de entrenamiento diferentes. Mientras que la primera se dirige al mercado de lujo, la otra le apuesta al low cost, estrategia que se ha traslado al sector retail y a los restaurantes.

Grafico comparativo entre BodyTech y Smart Fit según cantidad de gimnasios

art20180129

Fuente: Elaboración propia según portal de Body Tech y Smart Fit

Existen diferentes formas de atraer clientes en este segmento, entre ellas la innovación, la personalización, la efectividad y los precios. Según Duvan Tirado, socio del gimnaso Animal X, “hoy en día las personas lo que buscan es algo innovador, una metodología que se acomode a su estilo de vida y que les genere resultados”, señala además que “la constante apertura de gimnasios se puede ver por un lado como una oportunidad, porque el grueso de la población no está acostumbrada a entrenar, lo que abre espacios para que conozcan este estilo de vida, y por el otro lado como un riesgo, dada la afectación en los precios y la inestabilidad de los usuarios”.

Hay que tener en cuenta que los gimnasios tienen diferentes ciclos estacionales en el año; se considera como temporada alta los meses de enero, febrero, marzo, agosto y septiembre, temporada baja junio, noviembre y diciembre, y como meses regulares abril, mayo, julio y octubre.

Existe una alta probabilidad de que este mercado siga creciendo y diversificándose para llegar a más usuarios, donde el grueso de población no solo serán los estratos medios y altos, sino también los bajos, impulsando aún más subsectores de implementos, máquinas y prendas de entrenamiento.

30 off 2

Subir