Cómo Influye la Comida en la Toma de Decisiones

Artículos Especiales

Cómo Influye la Comida en la Toma de Decisiones
Viernes, 15 Marzo 2019 03:14

Comparte en redes sociales

Existen varios factores que influyen en la toma de decisiones, entre ellos la comida. Decidir algo importante con el estómago vacío no es buena idea, pues afecta más de lo que se piensa a la hora de resolver asuntos importantes. Como decía Mahtama Gandhi, “ni siquiera Dios puede hablar a un hombre hambriento, si no es en términos de pan”. 

Toma de Decisiones
Fuente imagen: Pexels

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, encontró que la ghrelina, una hormona cuyos niveles se elevan cuando tenemos hambre, puede llevar a tomar decisiones impulsivas de cualquier tipo. (¿Cuál es la Importancia de la Información para la Toma de Decisiones?)

La ghrelina es una hormona que posee varias funciones, entre ellas estimular la secreción de la hormona de crecimiento y ayudar a regular el metabolismo genético. También influye en algunas neuronas hipotalámicas, estimulando el aumento del apetito. Sus niveles más altos los alcanza antes de las comidas y bajan después de la ingesta de alimentos.

En el estudio, los investigadores experimentaron con ratones entrenados para comprobar la posible implicación de la ghrelina en la toma de decisiones. Los roedores se encontraban junto a una palanca y tenían la opción de “pulsar” o “no pulsar” una señal luminosa o sonora que les indicaban que hacer. Al activar la palanca recibían comida como recompensa.

El estudio concluyó que en condiciones normales los ratones realizaban el juego acertadamente, pero cuando se les suministraba ghrelina directamente en el cerebro, los roedores tomaban decisiones impulsivas apretando la palanca, así se les diera la señal de “no pulsar”. Así mismo, realizaron el experimento con ratones hambrientos y los resultados obtenidos fueron idénticos.

Basados en el comportamiento de los ratones bajo los efectos de la ghrelina, se asevera que la falta de comida influye en la toma de decisiones impulsivas y poco premeditadas.

Otro estudio, realizado por un grupo de psicólogos de la Universidad de Minnesota, encontró una correlación positiva entre el hambre y comportamientos impulsivos. La investigación concluyó que la necesidad de adquirir productos no alimenticios aumenta si no hemos comido.

De hecho, si se sale de compras sin antes haber comido existe una probabilidad hasta 60% mayor de adquirir productos que en otras condiciones no se tomarían. Esto ocurre por la ansiedad que produce el hambre y la necesidad de saciarla instintivamente con cualquier cosa que se pueda adquirir.

En el estudio participaron personas que tenían hambre y un grupo que recientemente había comido y las pruebas consistían en decidir si comprar o no ciertos productos. Los resultados fueron claros: los compradores que tenían hambre compraron más productos que aquellos que habían comido.

Los psicólogos manifiestan que esta tendencia es irracional, concluyendo que las necesidades biológicas, como el consumo de alimentos, conllevan a comportamientos y toma de decisiones que generan una satisfacción psicológica momentánea, la cual calma la ansiedad generada por el hambre.

Yoleosectorial

Sectorial
¿Desea recibir diariamente el contenido de Sectorial? Suscríbase


Captcha

Subir