Ser Empresario No es para Cualquiera

Artículos Especiales

Ser Empresario No es para Cualquiera
Viernes, 21 Junio 2019 09:56

Comparte en redes sociales

Hace poco menos de un año, el portal Del Mundo Soy, dedicado a compartir a través de redes sociales las historias que se crean al viajar, compartió una reflexión sobre el significado de ser empresario. En el video se hace un resumen sobre las implicaciones que tiene en la vida familiar, en los amigos, empleados, clientes, proveedores y el impacto trascendental que tiene en la economía, política y sociedad de este rol.

shutterstock 270635402
Fuente imagen: Shutterstock

A continuación, reescribimos la reflexión:

“Ser empresario no es para cualquiera; tu familia te hará reclamos porque pasas mucho tiempo trabajando y poco te ven, los empleados te harán reclamos porque sentirán que los estas explotando sin entender que estas compartiendo el beneficio y no el riesgo, tu salud te hará reclamos porque habrá días en los que no comas ni duermas bien”.

“Si las cosas salen bien te tendrán envidia, dirán que tuviste suerte, que hiciste fraude, que te lo regalaron. Si las cosas salen mal, dirán que eres un tonto, hablarán de como las cosas se deberían hacer, aunque ellos nunca lo hayan intentado siquiera”.

“Si hay ganancias, si hay fama, tendrás muchos amigos, en su mayoría falsos. Si hay pérdidas, nadie te dirá: ¿necesitas ayuda?, ¿necesitas un préstamo, ¿te ayudo a recomenzar?”

“En general, familiares, clientes, proveedores, empleados, pareja; te criticarán, te culparán, te exigirán”.

“Por ello, ser empresario es una de las labores más honrosas y dignas de admiración que existen. Hay mucho en juego y casi nadie lo valorará. Y aun así, tienes fe, luchas por un sueño y estás mejorando la vida, no solo la tuya sino de todos los involucrados. Muchos se preocupan por llevar comida a su mesa, tú, emprendedor, empresario, te preocupas por llevar comida a varias mesas, además de la tuya”.

“Los partidos políticos, los funcionarios públicos, las grandes obras, todo se hace con los impuestos que pagamos. Por ello, emprendedores y empresarios, desde el que pone un abarrote, una carpintería, un taller, hasta los grandes emprendedores, ¡los felicito, los admiro, los aplaudo, los respaldo, los acompaño, los escucho! Y sobre todo están en mis oraciones, porque solo quien carga el saco, sabe lo que pesa”.

A continuación, compartimos el video de la reflexión:

También te puede interesar:

Yoleosectorial

Sectorial
¿Desea recibir diariamente el contenido de Sectorial? Suscríbase


Captcha

Subir