Conflicto en el Estrecho de Ormuz, el Canal más Importante del Mundo

Artículos Especiales

Conflicto en el Estrecho de Ormuz, el Canal más Importante del Mundo
Miércoles, 25 Septiembre 2019 02:21

Comparte en redes sociales

El estrecho de Ormuz es una ruta comercial de gran importancia, ya que configura un paso estratégico entre Irán y Omán. Según la Agencia de Información sobre Energía del Gobierno de Estados Unidos, por ese estrecho de 280 kilómetros de longitud y 33 kilómetros de ancho transita el 35% del petróleo comerciado por vía marítima en el mundo. Esta zona es tan relevante, que cualquier alteración puede influir en el precio internacional del crudo, tal y como ocurrió en junio, tras el incidente con dos buques petroleros de Omán, el cual aumentó el riesgo de una confrontación entre Irán y EE.UU.

Estrecho de Ormuz
Fuente imagen: Shutterstock

Los seis países que hacen parte del Consejo de Cooperación del Golfo (Arabia Saudita, Bahrein, Kuwait, Omán, Qatar y Emiratos Árabes Unidos), junto con Irán e Irak, producen casi una cuarta parte del crudo mundial, lo que equivale a 100 millones de barriles diarios. La totalidad de sus exportaciones, que suman 15 millones de barriles diarios, corresponden a un tercio del suministro mundial por mar y son transportados por el Estrecho de Ormuz. (La OPEP y su Influencia en el Mercado Mundial de Crudo)

Dada su importancia, Irán ha amenazado en varias ocasiones con bloquear el estrecho en caso de reventar un conflicto con Estados Unidos, que este año ha incrementado las sanciones contra Teherán. Al respecto, el mayor inconveniente que se presenta es que los Estados del Golfo no tienen alternativas para movilizar el petróleo.

Kamel al Harami, experto petrolero de Kuwait, explicó que “las vías alternativas existente para las exportaciones de crudo no son ni prácticas ni suficientes; más importante aún, estas vías están alejadas de los principales mercados de Asia”. Además, indicó que la suspensión de la navegación en Ormuz dispararía probablemente los precios del crudo por encima de los 100 dólares el barril y dificultaría el suministro.

En particular, las tensiones en el Golfo han aumentado después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, se retirara del acuerdo sobre el programa nuclear con la República Islámica. Luego de esto, Teherán amenazó con bloquear el estrecho de Ormuz si las sanciones impuestas por Trump paralizan sus exportaciones de petróleo.

Tras un eventual bloqueo en Ormuz, las repercusiones negativas se sentirían con gran fuerza en Occidente, pero serían más contundentes para los importadores asiáticos, especialmente para China, dado que depende en más de un 50% de las importaciones de Oriente Medio. Así mismo, en India más del 80% del petróleo consumido es procedente de esta zona, por lo que un aumento del 10% en el precio del barril incrementaría el déficit nacional en un 0,4% del Producto Interno Bruto.

Expertos aseguran que las consecuencias de un conflicto militar entre EE.UU. e Irán no solo derivarían en el aumento de los precios de combustibles como el gas y el petróleo, sino en ataques a las infraestructuras energéticas y financieras y en una posible recesión económica global.

Así mismo, de darse una confrontación militar, Abu Dhabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, entraría en riesgo, puesto que sus instalaciones energéticas se encuentran aglutinadas, razón por la que las compañías extranjeras se verían en necesidad de suspender la producción.

Para concluir, el alza en los precios de los combustibles causaría una recesión de la economía mundial, además de una guerra en el Golfo Pérsico y el posible fin de la dependencia de los combustibles fósiles.

Yoleosectorial

Sectorial
¿Desea recibir diariamente el contenido de Sectorial? Suscríbase


Captcha

Subir