¿Necesita Colombia una Superintendencia Tecnológica?

Artículos Especiales

¿Necesita Colombia una Superintendencia Tecnológica?
Miércoles, 09 Octubre 2019 06:05

Comparte en redes sociales

Recientemente, la Superintendencia de Industria y Comercio ordenó a Rappi S.A.S. cumplir con la normatividad de comercio electrónico vigente en el país y formuló pliego de cargos después de haber recibido varias denuncias y evidenciar que efectivamente la plataforma opera como un proveedor de bienes y servicios, y no como un portal de contacto. Rappi, además es investigada por supuestas infracciones al Estatuto del Consumidor relacionadas con publicidad engañosa y comercio electrónico. Por ello, luego de evaluar los términos y condiciones de uso de la plataforma, se le ordenó ajustar las cláusulas con el propósito de proteger los derechos de los consumidores.

Superintendencia Tecnológica

Relacionado con este caso, hace un par de años fue la Superintendencia de Transporte quien ratificó sanciones millonarias contra Uber por promocionar servicios de transporte no autorizado. Un estudio realizado por BrandStrat concluyó que Uber es la aplicación de servicio de transporte más solicitada por los colombianos, a pesar de existir otras legalmente aceptadas por los entes de control, como Easy Taxi y Tappsi.

Le puede interesar: Recaudo Versus Informalidad en el Caso de Uber

Otra plataforma de transporte que ha tenido problemas con Supertransporte es Picap, por la prestación de un servicio ilegal que pone en riesgo la vida de los usuarios, ya que no tiene garantías de seguridad. Las ciudades en las cuales opera esta aplicación son Cali, Medellín y Bogotá, donde las tasas de accidentalidad de los motociclistas son de 61,6%, 59,2% y 39%, respectivamente. La superintendente de Transporte, Carmen Ligia Valderrama, resaltó que las multas establecidas a estas aplicaciones son muy bajas y están considerando calcularlas de acuerdo al nivel de ingresos o utilidades.

Otro caso que se popularizó sobre prácticas ilegales en aplicaciones móviles fue el de Airbnb, ya que la parahotelería es un fenómeno que ha tomado fuerza en distintas ciudades turísticas del país, en el cual se ofrecen habitaciones y apartamentos a turistas sin cumplir con el Registro Nacional de Turismo, Cámara de Comercio y pago de impuestos, razón por la cual la Superintendencia de Industria y Comercio se ha visto obligada a realizar controles permanentes y cierres definitivos a distintos establecimientos.

Cabe mencionar que las superintendencias son los entes de control encargados de evitar malas prácticas corporativas que atenten contra los ciudadanos o el Estado y están autorizadas para sancionar, liquidar o multar, en caso de ser necesario. Además, estas entidades vigilan a las empresas de acuerdo al sector al que pertenecen. Si bien las tres aplicaciones mencionadas han sido reguladas por diferentes superintendencias, se puede decir que los modelos de negocio de las cuatro compañías en cuestión son similares, ya que son plataformas tecnológicas que intermedian una oferta y demanda específica.

Al respecto, las empresas tecnológicas se han manifestado diciendo que Colombia necesita una regulación que se adapte a los avances tecnológicos, en un mundo donde la tecnología y la inteligencia artificial avanzan a pasos agigantados. Pero ¿será que a Colombia le hace falta una Superintendencia Tecnológica?

Yoleosectorial

Sectorial
¿Desea recibir diariamente el contenido de Sectorial? Suscríbase


Captcha

Subir