¿Cuál es el Momento Adecuado para Constituir una Junta Directiva?

Artículos Especiales

¿Cuál es el Momento Adecuado para Constituir una Junta Directiva?
Miércoles, 06 Noviembre 2019 06:37

Comparte en redes sociales

La junta directiva es el órgano empresarial que controla y dirige todas las decisiones de una compañía. Sus funciones son esenciales para el desarrollo y gestión en el corto, mediano y largo plazo, por lo que su presencia es estratégica. Sin embargo, no todas las sociedades están obligadas a conformar una junta directiva, como en el caso de la Sociedad Limitada y la Sociedad de Acciones Simplificada (SAS), mas si representa un requisito en la Sociedad Anónima (SA).

Junta Directiva
Fuente imagen: Pexels


Lea: Monitorio, Solución para Procesos Jurídicos de Cobro de Montos Menores en las Empresas

A pesar de esto, las juntas directivas tienen buena acogida entre las empresas colombinas. Según la Superintendencia de Sociedades, de 5.572 empresas encuestadas, el 65% tienen conformada una junta, en especial, cuando las compañías buscan asesorarse en temas específicos o quieren una visión nueva para la organización, teniendo en cuenta que muchas de las empresas se construyen bajo el conocimiento de los socios emprendedores, quienes están inmersos en la operación y el día a día, pero no tienen en cuenta otros factores externos, ya sean económicos, políticos o financieros. Justo en este punto, es cuando cobra valor el aporte de los miembros de la junta.

Una ventaja de conformar la junta es que se rige bajo los estatutos de cada compañía, al igual que la elección de sus miembros. Al respecto, es común que se elijan por voto directo o por cociente electoral.

El voto directo se refiere a que cada accionista de la compañía da su voto por aquellos que están nominados para ser miembros, mientras que, por cociente electoral, se suma el total de votos emitidos y se divide por el número de cargos a asumir, luego, el número de votos a favor se divide por el cociente anterior.

Lea también: El Cambio de Normatividad que Define el Tamaño de las Empresas

Se debe tener en cuenta que el hecho de que múltiples empresas tengan una junta directiva, no quiere decir que todas deban tenerla, o que se deban gestionar de la misma manera.

El gobierno corporativo que se estructura para una compañía familiar, por ejemplo, es muy diferente a aquella constituida por accionistas.

En el caso familiar, es común que no se estructuren juntas, ya que el dueño de la compañía suele ser el director, por lo que no es frecuente que se acepten jerarquías superiores. En estos casos, resulta más conveniente buscar consultores o consejeros para que ayuden a la toma de decisiones, lo que contribuye a evitar, al mismo tiempo, conflictos al interior de la familia.

Otro caso similar puede observarse en las pequeñas y medianas empresas, en cuya gestión, el director o gerente es quien toma decisiones y no requiere de juntas. No obstante, al igual que el caso anterior, se necesitan delegados y asesores que ayuden a la estrategia de la compañía, como un primer paso para construir la junta a medida que la empresa aumente su tamaño.

Finalmente, tener una junta directiva establecida ayudará a mantener el control y ampliar la visión de la compañía, velando por los intereses de la misma, mediante nuevas ideas para su estructura, funcionamiento, control y seguimiento de cara al futuro.

Le podría interesar: Limitantes Financieros Para el Desarrollo de Las Empresas

Yoleosectorial

Sectorial
¿Desea recibir diariamente el contenido de Sectorial? Suscríbase


Captcha

Subir