Los Recursos que Dieron Origen al Banco de Inglaterra Podrían Provenir de un Pirata

Artículos Especiales

Los Recursos que Dieron Origen al Banco de Inglaterra Podrían Provenir de un Pirata
Jueves, 21 Mayo 2020 11:41

Comparte en redes sociales

El Banco de Inglaterra es una de las instituciones económicas más estudiadas a lo largo de la historia, sin embargo, no existe un consenso sobre el origen de la entidad. La entidad, fundada en 1694, se considera el segundo banco central más antiguo del mundo y se ha consolidado como una institución de gran prestigio y poder financiero, pese a que, según algunas versiones, su origen parece no haber sido tan noble. Un texto de los profesores estadounidenses J. Lawrence Broz y Richard S. Grossman, publicado por la Universidad de Harvard, expresa que un observador de 1694 bien podría ser perdonado por haber percibido el Banco de Inglaterra “como otra entidad privilegiada que prestó dinero al gobierno a cambio de favores”. (¿Cómo las Carreras de Caballos Ayudaron al Fin de la Gran Depresión?)

Banco de Inglaterra
Fuente imagen: shutterstock

El escenario de la creación de la institución financiera es el siglo XVII, el cual se caracterizó por la rivalidad entre Inglaterra y España, países que se enfrentaron por el control del comercio con las Américas en el Atlántico. De esta época, datan las aventuras de los piratas, los bucaneros y los corsarios, que se consideraron claves para consolidar el poderío de Inglaterra. En medio de este contexto, existe una versión de la historia de la creación del Banco de Inglaterra que considera que la fuente de los recursos con los cuales se constituyó la entidad provino de una aventura pirata de Sir William Phips, procedente de la colonia de Maine. Phips era hijo de un constructor de barcos, lo que infundió en su espíritu la idea de surcar los mares en busca de tesoros. Con este objetivo, viajó a Inglaterra en busca de patrocinio, encontrando el apoyo del duque de Albermarle.

En una de sus aventuras, Phips y su tripulación se embarcaron en busca del galeón español Nuestra Señora de la Concepción, que se había hundido en 1641 cerca de las Bahamas. Luego de un arduo proceso de búsqueda, los buzos identificaron una bala de cañón en un arrecife y cerca estaba el galeón con sus tesoros de oro y plata. Al regreso a Inglaterra, los inversionistas que auspiciaron la campaña recibieron rendimientos de hasta 10.000%.

Entre quienes patrocinaron esta aventura se encontraba el escocés William Paterson. Paterson era un hombre de negocios y decidió destinar estos recursos para promover la creación de un banco privado que financiará la armada del rey Guillermo III, con el fin de que protegiera las rutas comerciales de los ataques de los franceses y los españoles. Con los recursos del botín de Nuestra Señora de la Concepción abundaron los lingotes en Inglaterra, lo que fomentó la necesidad de un banco, al tiempo que incentivó a otras personas a invertir en la creación de la nueva entidad, recaudando recursos a título de préstamo por 1.2 millones de libras esterlinas, una cantidad considerable para la época. Esta institución se convirtió en el Banco de Inglaterra en 1694, pero solo se constituiría en parte del gobierno y banca central del país en 1946. Se considera que solo hasta este año los herederos de los inversores iniciales recibieron la compensación de su capital con unos intereses que se tasaron en 420.000%.

El profesor británico Martin Parker, plasmó su impresión sobre el origen del Banco, al comentar que “vale la pena recordar que la cacareada institución que es el Banco de Inglaterra, que ahora parece atemporal y sin reproche, comenzó como un intento especulativo de hacer dinero rápido y el ansia de riqueza de unos piratas”. (La Historia Detrás de Softbank: La Disrupción Tecnológica a Partir de Inversión)

También te puede interesar:
Las Cuatro Revoluciones Industriales de la Historia (Infografía)
De Líder a Dictador… Una Fábula Empresarial

Yoleosectorial

Sectorial
¿Desea recibir diariamente el contenido de Sectorial? Suscríbase


Captcha

Subir