Así Funciona el Nuevo Índice de Confianza Sectorial

Artículos Especiales

Así Funciona el Nuevo Índice de Confianza Sectorial
Lunes, 20 Septiembre 2021 00:00

Comparte en redes sociales

Profesiones La firma de inteligencia de sectores Sectorial lanzó el Índice de Confianza Sectorial que mide el grado de confianza en la dinámica futura de los sectores económicos colombianos.
Profesiones La más reciente medición confirma la confianza en la recuperación económica, aunque alerta sobre seis desafíos para su sostenibilidad de cara a 2022.

Indice
Fuente imagen: shutterstock

La firma de inteligencia de sectores Sectorial lanzó un nuevo indicador para medir la percepción, sentimiento u optimismo frente a las oportunidades que ofrecen los sectores productivos en Colombia, teniendo en cuenta los eventos favorables y desfavorables que están impactando a las actividades productivas en el país (6 Desafíos en la Sostenibilidad Económica de Colombia – Capítulo 1, Acelerada Recuperación).

“Este informe permite registrar el inductor, es decir, el indicador líder o referente frente a la confianza que tienen los empresarios, inversionistas y líderes de opinión en la evolución futura de la dinámica de los sectores económicos”, explica Alejandro Escobar Correa, gerente estratégico de Sectorial.co.

Para ello, se analizan los diferentes eventos, variables, oportunidades y alertas que impactan a los sectores económicos. La calificación es asignada según los elementos favorables entre el total de situaciones de incidencia sobre un sector, y se da en una escala de 0 a 100 puntos, donde 100 es plena confianza en la dinámica futura de los sectores económicos colombianos y 0 es total desconfianza en la misma.

“A mayor Índice de Confianza Sectorial, mejor es la percepción frente a las oportunidades en la evolución de la dinámica de los sectores de la economía colombiana, mientras que un menor Índice de Confianza Sectorial refleja una percepción de menores oportunidades para aprovechar y materializar en el corto y mediano plazo en las actividades productivas”, añade Escobar.

En su más reciente actualización, con corte a agosto de 2021, se evidenció que los mejores indicadores de confianza sectorial de los últimos 18 meses se registraron en julio y agosto de 2021, con 76,4 puntos y 72,1 puntos, respectivamente; meses que coincidieron con el momento de más bajo del nivel de contagios, mayor reapertura y reactivación económica.

Desafíos de la sostenibilidad económica

A pesar de las tasas de crecimiento favorables y las señales de reactivación económica en Colombia, analistas de Sectorial advierten que desafíos como la presencia de nuevas variantes del SARS CoV-2, el posible viraje político en las elecciones de 2022, el déficit fiscal, las débiles bases macroeconómicas, el proteccionismo mundial y la ciberseguridad, podrían poner en riesgo la sostenibilidad de la economía del país (6 Desafíos en la Sostenibilidad Económica de Colombia – Capítulo 2, Inmunidad, Elecciones y Reforma Insuficiente).

Una de las principales preocupaciones está en las posibles restricciones sociales a futuro, ante la circulación de variantes como la Delta, cuyos linajes son más contagiosos. "Si bien la inmunidad de rebaño se estimaba con un 70% de la población vacunada, ese umbral pasaría a un 90%, a razón de las nuevas evidencias científicas. Mientras dicha inmunidad se alcanza, no es descartable la implementación de nuevas restricciones sociales, así como de cierres comerciales o de fronteras, situaciones que restarían a la sostenibilidad económica del país", afirma Escobar Correa.

A su vez, resalta, que “el probable viraje político del país podría generar un escenario de incertidumbre respecto a la reacción de los jugadores económicos y el reacomodo de los sectores, lo cual también impactaría en la recuperación sostenible”.

Otro desafío está relacionado con el déficit fiscal y el planteamiento de una nueva Reforma Tributaria más estructural en 2022 por el nuevo Gobierno, pues la presentada por el actual no sería suficiente para estabilizar las finanzas del país y recuperar el Grado de Inversión; situación que generaría riesgos de nuevas reacciones sociales, con sus respectivas implicaciones económicas.

Por su parte, “la alta volatilidad de la tasa de cambio hace que para las compañías sea todo un reto planear sus finanzas y su operatividad, a lo que se suma la alta inflación. Estos factores han evidenciado unas bases macroeconómicas débiles, lo que se convierte en un marcado riesgo”, indica el gerente estratégico de Sectorial.co.

Un reto más tiene que ver con el proteccionismo mundial, marcado por la caída en importaciones y exportaciones, lo que está generando una presión con el desarrollo de las cadenas logísticas.

Por último, en esta marcada era digital, la proliferación de los ciberataques ha venido generando una gran amenaza para las empresas. Según el Banco Interamericano de Desarrollo, las capacidades de ciberseguridad de Colombia están por el orden de los 2,8 puntos sobre 5, lo que significa un alto nivel de vulnerabilidad (6 Desafíos en la Sostenibilidad Económica de Colombia – Capítulo 3, Bases Macroeconómicas Débiles, Proteccionismo y Ciberseguridad).

 

Telecomunicaciones

Sectorial
¿Desea recibir diariamente el contenido de Sectorial? Suscríbase


Captcha

Subir