El Fin del Capitalismo: Karl Marx

Artículos Especiales

El Fin del Capitalismo: Karl Marx
Miércoles, 16 Noviembre 2011 05:00

Comparte en redes sociales

El Manifiesto del Partido Comunista, escrito presentado por Karl Marx y Federich Engels, constituye la concepción del materialismo histórico, donde la clase capitalista (burgueses) será derrocada y suprimida por una revolución mundial, al unirse la clase obrera (proletarios) y culminará con el establecimiento de una sociedad sin clases.

Marx-Engels

Estatua de Marx y Engels en Marx-Engels-Foro, Alexanderplatz, Berlín Autor: Norro (http://commons.wikimedia.org)

Toda la evolución de la vida ha girado en torno a manifestaciones, sentimientos y conflictos que se han formado con el pasar del tiempo, gracias a necesidades y sacrificios que a la misma humanidad le ha tocado pasar.

La humanidad desde sus principios se tornó muy poco dinámica, con poca destreza para producir, lo cual llevo a que se convirtiera en una sociedad sin excedentes, con poca herramienta, mano de obra y sin clases bien definidas; pero el mundo no estaba preparado para esto ya que el estancamiento de una sociedad no llevaba a nada, se necesitaba que surgieran nuevas tendencias, y lo que inicio de un modo bajo, termino transformándose en la concepción de una economía activa (población que se encuentra efectivamente dentro de un mercado de trabajo), llegando y floreciendo el capitalismo, una etapa que se ha mantenido hasta nuestros días.

Esta nueva etapa, acompañada de su proceso evolutivo trajo consigo nuevas tendencias, como lo fueron la división de clases quedando así dos bloques totalmente opuestos, que eran los opresores llamados burgueses y los oprimidos que se denominaban proletarios. “Una vez que el obrero ha sufrido la explotación del fabricante y ha recibido su salario en metálico, se convierte en víctima de otros elementos de la burguesía: el casero, el tendero, el prestamista, etc” (Tomado del Manifiesto del Partido Comunista).

El Capitalismo se inclinó y sobreprotegió los intereses de los burgueses; estos se concentraban en producir riquezas ya fueran del campo o del sector industrial sin importar pasar por encima de quien fuera, explotando al proletario, dándole un salario mínimo a cambio de muchas horas de trabajo. Los burgueses también fueron ingeniosos, inteligentes, capaces y con muchos conocimientos, logrando desarrollar tecnología avanzada en todos los sectores, desplazando al obrero y creando más miseria entre estos.

Las predicciones de Marx le apuntaban a que el proletariado después de tantos años de opresión y desdicha, forma una masa inmensa contra el capitalismo, llevando a una revolución social, mostrando así por qué de la inconformidad con la que viven; rebasando a un aislamiento total del obrero y por tal la mano de obra no se produce, y si no produce no hay capital, no hay riqueza; logrando así el propio hundimiento del capitalismo.

Pretender que el mundo no cambie es algo contradictorio. Marx al querer que las sociedades nunca crecieran, que toda su economía se estancara en un solo estado, mataba lentamente a un país, ya que la evolución y el crecimiento del mundo no se pudo y puede evitar, el conocimiento, las capacidades y la ambición del hombre hacen que el globo sea cada vez más civilizado y progresivo. Ahora país que no esté en constante cambio de mercancías, que no se abra al ambiente del nuevo mundo, se derrumba y muere.

Subir