El ABC de los Negocios Fiduciarios en Colombia

Artículos Especiales

El ABC de los Negocios Fiduciarios en Colombia
Lunes, 22 Agosto 2011 05:00

Comparte en redes sociales

El negocio de fiducia mercantil en Colombia tuvo sus inicios en operaciones autorizadas a los bancos para manejar las inversiones de terceros. Este negocio se entiende como un contrato a través del cual una persona, denominada fideicomitente, entrega a otra, llamada fiduciario, unos bienes, con o sin transferir la propiedad y buscando que el fiduciario cumpla unos objetivos a favor del fideicomitente o de unos terceros denominados beneficiaros. Las modalidades generales de este negocio son el Encargo Fiduciario y la Fiducia Mercantil.

Encargo Fiduciario Fiducia Mercantil

No se realiza transferencia de la propiedad de los bienes al fiduciario

Hay transferencia de la propiedad de los bienes al fiduciario

Los bienes entregados a la fiduciaria no salen del patrimonio del fideicomitente

Los bienes entregados a la fiduciaria salen del patrimonio del fideicomitente

Al no existir transferencia de propiedad, con los bienes entregados no se constituye un patrimonio autónomo

Al existir transferencia de propiedad, con los bienes entregados se constituye un patrimonio autónomo

Los bienes que conforman el encargo fiduciario pueden ser perseguidos y embargados por los acreedores del fideicomitente.

Los bienes que conforman el patrimonio autónomo no pueden ser perseguidos y embargados por los acreedores del fideicomitente. A menos que sus acreencias sean anteriores a la constitución del negocio fiduciario.

Patrimonio Autónomo

Es un instrumento de creación legal, que no goza de personería jurídica, pero si puede adquirir derechos y obligaciones, su representante es el Fiduciario, y puede estar conformado por toda clase de bienes y derechos (corporales, incorporales, muebles o inmuebles). Indirectamente se ha mencionado los sujetos que intervienen en el negocio fiduciario, estos son: Fiduciante o fideicomitente, fiduciario y el beneficiario.

Fiduciante o Fideicomitente

Es aquella persona natural o jurídica, que toma decisiones sobre la disposición de sus bienes, y es quién transfiere estos al fiduciario. Entre sus derechos se establece:

  • Reservarse derechos sobre los bienes fideicometidos al momento de constituir el negocio fiduciario. Un ejemplo de esto es conservar la tenencia de los bienes transferidos o tener vigilancia sobre el desarrollo del negocio, buscando que se cumplan los objetivos impartidos.
  • Revocar la fiducia
  • Solicitar la remoción del fiduciario
  • Obtener la restitución de los bienes fideicometidos al momento de terminarse el negocio fiduciario
  • Solicitar al fiduciario la rendición de cuentas sobre su gestión

Respecto a sus obligaciones, estas son remunerar al fiduciario por su gestión y reembolsar los gastos incurridos por el fiduciario en su gestión para la celebración del negocio

take_the_buck_2

Foto: www.sxc.hu (Autor: Svilen Milev - Effective)

Fiduciario

Persona jurídica que administra los bienes entregados por el fideicomitente y que conforman el patrimonio autónomo. Sus derechos se resumen en recibir la remuneración por parte del fideicomitente y recibir el reembolso por los gastos incurridos en la gestión para la celebración del negocio. Por el lado de obligaciones, se encuentran:

  • Llevar a cabo de manera diligente todas las actividades que garanticen el cumplimiento de la finalidad de la fiducia
  • Separar los activos fideicometidos de los activos propios
  • Realizar la inversión de los recursos conforme a las instrucciones impartidas
  • Proteger los bienes contra actuaciones de terceros, del beneficiario y del mismo fideicomitente
  • Transferir los bienes y sus rendimientos a las personas designadas
  • Rendir cuentas sobre su gestión

Beneficiario

Persona que recibe los bienes fideicometidos acompañados de sus rendimientos al finalizar el negocio de fiducia. Dichas personas tienen derecho a exigir al fiduciario que cumpla sus obligaciones y responsabilidades, objetar los actos del fiduciario que vallan en contra de los bienes fideicometidos y solicitar al superintendente financiero la remoción del fiduciario por causas justificadas.

Es de resaltar que todo contrato de negocio fiduciario debe contener como mínimo las siguientes clausulas: Objeto, bienes involucrados, rendimientos, obligaciones y derechos de las partes, remuneración, terminación del negocio, asesores y/o administradores (comités fiduciarios o juntas del fideicomiso), gastos, gestión del riesgo, avalúos de los bienes involucrados, localización de las partes y liquidación.

Finalmente se debe tener en cuenta las siguientes solemnidades jurídicas que requieren los contratos de fiducia mercantil: Si está relacionado con bienes inmuebles deben constar por escritura pública e inscripción en la oficina de registro de instrumentos públicos. Cuando se relacionen exclusivamente con bienes muebles, los contratos pueden constar en documentos privados.

Subir