En Simple: El Factoring y las Vacas

Artículos Especiales

En Simple: El Factoring y las Vacas
Jueves, 29 Septiembre 2011 05:00

Comparte en redes sociales
cow
Foto: www.sxc.hu (Autor: Mar N)

A partir de ahora presentaremos esta nueva sección denominada 'En simple', donde trataremos temas financieros, económicos y empresariales de forma sencilla, explicándolos con casos de la vida cotidiana. Esta semana: El factoring.

El origen del factoring se remonta al siglo XV con la presencia del agente comisionista inglés, quién era un comerciante que adquiría y vendía mercancías en nombre propio pero por cuenta ajena, desarrollando la función de comisionista, al cual se le denominaba también factors.

Esta figura de gestión de negocios fue proliferando y se convirtió en pieza clave para la intermediación entre colonias y países. Los productores textileros ingleses utilizaron a los factors para llevar sus productos a las colonias de América, estos realizaban los cobros de las mercancías y facilitaban la gestión de anticipos sobre las facturas de sus clientes en Europa. La actividad de los factors prolifero de manera rápida, hasta ver lo que es hoy como producto financiero.

El factoring se puede definir como un contrato financiero donde una empresa denominada cliente emisor cede los derechos económicos incorporados en sus facturas de venta a una compañía de factoring denominada factor, y de esta manera pudiendo convertir sus ventas a plazo al contado.

La operación funciona de la siguiente manera: El cliente emisor realiza ventas a un comprador denominado deudor, para esto crea facturas que es el soporte del hecho económico. La factura es cedida al factor, quién aplicando una tasa de descuento acordada (cobro que realiza por la operación de factoring), entrega el dinero al cliente emisor para otorgarle la liquidez que necesita. Finalmente, al momento en que las facturas vencen, el deudor cancela el valor total de la factura al factor. La diferencia entre el desembolso que entrego el factor al cliente emisor y el dinero que recibió del deudor, es la ganancia para la compañía de factoring.

Las ventajas principales para una compañía que realiza operaciones de factoring son las siguientes: Convierte sus ventas a plazo al contado y accede a una financiación sin endeudamiento, pues se financia con sus propios activos (cuentas por cobrar a clientes) y logra aumentar sus niveles de liquidez. Sin embargo, el limitante que tiene el producto es que una empresa que quiera hacer operaciones puede verse limitada a hacerlas sobre la totalidad de su cartera, ya que las compañías de factoring definen estándares de riesgos sobre la calidad de los deudores (compradores de productos y servicios del cliente emisor) con los cuales se realizaran las operaciones.

En Simple:

Un campesino tenía una finca donde pasaba su tiempo con su esposa e hijos, quienes vivían del ordeño que realizaba el campesino y su trabajador a 5 vacas. Los animales producían diariamente 50 litros, los cuales eran envasados y se distribuían puerta a puerta a algunos habitantes de un pueblo cercano, quienes le pagaban por cada litro $1.000 inmediatamente. De esta manera el campesino todos los días generaba ingresos en efectivo por $50.000, con los cuales compraba el alimento diario para su familia que le valía $15.000, le pagaba a su trabajador $15.000 por su día laborado y ahorraba $20.000, pues cada dos semanas tenía que hacer mantenimiento a los pastos de su tierra y comprar medicina para sus animales lo cual le costaba $200.000.

Cierto día el Alcalde del pueblo reunió a todos los campesinos que vendían la leche a los habitantes de la zona, y les informó que por nuevas políticas de sanidad quedaban prohibidas las ventas puerta a puerta, las ventas a partir de ese momento las debían realizar directamente a la pasteurizadora del pueblo, la cual les seguiría comprando el producto a $1.000 por litro, pero los pagos los realizarían el último día de cada mes.

La nueva situación económica de la venta de la leche en el pueblo le generó un gran malestar y preocupación al campesino, pues ya no tendría el dinero diario para comprar el alimento para su familia, pagarle a su trabajador, ni contaría con el efectivo para hacer el mantenimiento de sus pastos y sanar a sus animales cada dos semanas. El campesino se encontraba muy desesperado y pensaba vender sus animales y tierra, para que con este dinero pudiera vivir, mientras buscaba otra actividad económica a la cual dedicarse.

En su desesperación el campesino visito a un amigo para ofrecerle que le comprara su finca, este amigo era un ganadero reconocido de la zona y que por sus éxitos en los negocios gozaba de una buena fortuna. Entre la charla que tuvieron estos dos amigos, y para sorpresa del campesino, el ganadero le dijo que no necesitaba vender su tierra, que mas bien podían hacer un negocio interesante, le propuso que siguiera con la venta de leche a la pasteurizadora, pero que él le entregaría el dinero diariamente de cada litro vendido pero a un valor de $990, y posteriormente recibiría al mes el dinero adeudado por la pasteurizadora. El campesino no dudó en aceptar esta propuesta, y de esta manera no tuvo que vender su finca, todos los días recibía $49.500, con los cuales alimentaba a su familia, le pagaba a su trabajador y contaba con el ahorro suficiente para realizar el mantenimiento a su tierra y animales cada dos semanas.

Con este ejemplo sencillo encontramos claramente el funcionamiento del factoring, donde aparecen los intermediarios principales como lo es el cliente emisor (campesino), deudor (pasteurizadora del pueblo), el factor (ganadero) y la búsqueda de convertir las ventas a plazo al contado por las necesidades de liquidez de una compañía, en este caso de la finca del campesino.

Subir