Capitalismo, Socialismo y Comunismo según Marx

Artículos Especiales

Capitalismo, Socialismo y Comunismo según Marx
Miércoles, 23 Noviembre 2011 05:00

Comparte en redes sociales

En su texto “El Manifiesto del Partido Comunismo”, Karl Marx hace una diferenciación importante entre el capitalismo, el socialismo y el comunismo, utilizando diferentes ejemplos y arremetiendo de manera fuerte contra los burgueses.

El capitalismo cuyo principal protagonista es la burguesía se distingue por desempeñar un papel altamente revolucionario en los instrumentos de producción y, por consiguiente, las relaciones de la producción, y con ello todas las relaciones sociales, buscando siempre una ganancia monetaria. Además la burguesía se caracteriza por su necesidad de dar cada vez mayor salida a sus productos, mediante la explotación del mercado mundial ha dado un carácter cosmopolita a la producción y al consumo de todos los países. También la burguesía muestra estar en contra del fraccionamiento, así ha aglomerado la población, centralizado los medios de producción y concentrado la propiedad en manos de unos pocos y como consecuencia de esto se da la centralización política.

cartel_comunista

Cartel Comunista. Autor: A. www.viajar24h.com (http://www.everystockphoto.com)

A medida que crece la burguesía, es decir, el capital, también aumenta el tamaño del proletariado, la clase de obreros, que viven a condición de encontrar trabajo; un trabajo que acreciente el capital.

El socialismo, entonces, muestra al proletariado como su principal protagonista. Desde su surgimiento empieza su lucha contra la burguesía, a medida que transcurre el tiempo esta lucha se va acrecentando cada vez más, debido a que los salarios siguen bajando, así los obreros forman coaliciones contra los burgueses, y basta ese contacto para que numerosas luchas locales se centralicen en una lucha nacional, en una lucha de clases, y toda lucha de clases es una lucha política que finalmente llevara al proletariado al poder. Este se valdrá de su dominación política para ir arrancando lentamente a la burguesía todo el capital, para centralizar todos los instrumentos de producción en manos del estado y para aumentar con la mayor rapidez la suma de las fuerzas productivas. Una vez que en el desarrollo desaparezcan las diferencias de clase y toda la producción se concentre en manos de los individuos asociados, el poder público perderá su carácter político.

El comunismo encabezado por los comunistas se distinguen por no formar un partido aparte opuestos a los otros partidos obreros. Los comunistas en las luchas nacionales de los proletariados, destacan y hacen valer los intereses comunes a todo el proletariado y por otra parte, en las diferentes fases de desarrollo por que pasa la lucha entre el proletariado y la burguesía, representan siempre los intereses del movimiento en su conjunto. El comunismo también muestra como su objetivo inmediato el mismo de todos los demás partidos proletarios: constitución de los proletarios en clase, derrocamiento de la dominación burguesa, conquista del poder político por el proletariado. Así finalmente como rasgo definitivo del comunismo no es una abolición de la propiedad en general, sino la abolición de la propiedad burguesa; la abolición de la propiedad privada.

En conclusión el capitalismo se distingue por la búsqueda de acrecentar el capital, a costa del sometimiento del proletariado; pero el burgués no se da cuenta de que está creando las armas que cavaran su propio sepulcro (los proletarios). El socialismo con el proletariado nos muestra que desde su origen empieza una lucha contra el burgués, convirtiéndose en una lucha de clases que finalmente llevara al proletariado al poder. Y por último el comunismo nos plantea un resumen de su teoría en una fórmula única: abolición de la propiedad privada. 


Subir