Cómo Cerraron las Bolsas el Año? Pésimo 2011 y el 2012 no Parece Mejor

Artículos Especiales

Cómo Cerraron las Bolsas el Año? Pésimo 2011 y el 2012 no Parece Mejor
Viernes, 30 Diciembre 2011 05:00

Comparte en redes sociales

Se acaba el 2011, un año que los inversionistas y los economistas quisiera olvidar. Las revoluciones alrededor del mundo, la crisis europea, la rebaja de calificación de Estados Unidos y el buen comportamiento de la economía colombiana fueron lo más destacado de este año. Así, se acaba un año con pocas noticias positivas, por lo menos a nivel mundial y ahora el gran problema es que el 2012 no pinta mejor.

stock_market
Foto: www.sxc.hu (Autor: Simon Stratford)

Se acaba un año lleno de sucesos politicos, económicos y sociales - como casi todos los años -, pero hace muchos años el entorno económico no estaba tan convulsionado como éste. Fue un año enmarcado por las revoluciones, la crisis y las pérdidas. El año inició con la 'Primavera Árabe' floreciendo; el primero en caer fue Tunez, la revolución se consolidó con la caída de Mubarak en Egipto, siguió Yemen y el último -a la fuerza- fue Gadafi en Libia. Estos hechos no lograron impactar el petróleo que se comportó relativamente estable este año. Por su parte, el oro vivió un año histórico.

Después vino tal vez el momento más trágico e impactante del año: el tsunami de Japón. El mundo enteró vio cómo las olas se llevaban barcos, camiones, casas, trenes, etc, como si fueran juguetes. Después, como si la pena no fuera suficientemente grande, el país tuvo que soportar meses de peligro radiactivo. Así, Japón vivía su peor tragedia desde la segunda guerra mundial y apelando a su espíritu, ha empezado la labor de reconstrucción, pero aún falta trabajo por hacer y tiempo para que la economía se recupere. 

Luego vino lo impensable en el ambito económico. La calificadora de riesgos S&P se atrevió a rebajar la calificación a Estados Unidos, la super potencia que, aunque estaba inmersa en una crisis, seguía siendo el país de referencia. Esta decisión desató una polémica, pero los mercados no fueron benevolos y al siguiente lunes, el 8 de agosto, los mercados bursátiles vivieron uno de sus peores lunes en la historia. Ese día Wall St cayó un 5,5%, Franckfurt el 5% e inclusive, algunas, como la bolsa argentina cayeron más del 10%.

Mientras todo eso sucedía, en Europa se cocinaba la peor crisis económica desde la posguerra. Aunque los primeros visos de crisis se dieron el año pasado cuando Grecia anunció su bancarrota, este año se profundizó y nuevos países se sumaron a Grecia, algunos como Italia o España, que hace un año parecían invulnerables. Y asi fueron cayendo varios gobiernos en Europa, entre ellos el de Berlusconi que ni la corrupción ni los escándalos sexuales lo pudieron tumbar. Mientras tanto Merkel y Sarkozy trataban de salvar la modeda única y lidiaban con la indiferencia de China, la apatía del Reino Unido, la sospecha de los BRICs, las críticas del FMI y la incapacidad de Estados Unidos y Japón con sus propios problemas. Como no podía ser de otra manera, con este tenebroso escenario, ninguna bolsa se salvó y a lo largo del año todo fueron pérdidas y más pérdidas.

Ahora se acaba el año y nada parece haber mejorado. Todo es incertidumbre. Empieza un año con más preguntas que respuestas. Preguntas sobre si el euro sobrevivirá otro año, si Europa caerá en recesión; si China, India y Brasil podrán seguir con sus altas tasas de crecimiento; si la burbuja inmobiliaria estallará en China; si a Francia y a otros grandes europeos les bajarán la calificación crediticia; si Estados Unidos despegará definitivamente; si Colombia podrá mantener un crecimiento cercano al 5% y qué tanto la afectará la crisis europea. Como ven, pocas son las respuestas y muchas menos las soluciones para 2012. Ahora, un repaso por las bolsas como lo hemos hecho durante todo el año.

IGBC (Colombia)

Increiblemente con una economía colombiana disparada, la BVC no respondió a estas expectativas. Fueron resultados históricos como el crecimiento del 7,7% en el tercer trimestre, cifras record como las de inversión extranjera directa, exportaciones e importaciones, desempleo a un dígito. Incluso, según el Presidente Juan Manual Santos, el crecimiento este año podría ser del 5,9%, superior a la cifra inicial de 5,5%.

Lo cierto es que la BVC, por la crisis internacional o simplemente como una corrección del mercado, cerró el año en 12.665, muy lejos de los 15.368 con los que inició el año (un 17,6% menos). Esto, teniendo en cuenta que fue un año record en emisiones (más de $12 billones) en las que participaron empresas top como Avianca, Éxito, Sura, Nutresa, Ecopetrol, entre otras, que además la consolidó como la tercera bolsa de Latinoamérica, detrás de Brasil y México, sin contar con el inicio de operaciones del MILA, que la podría impulsar aún más.

Para 2012, seguramente la turbulencia internacional terminará afectando la economía aunque se espera que no crezca por debajo del 4%. Incluso, algunos expertos sugieren que Colombia tiene potencial para crecer a tasas cercanas al 9%, aunque tal vez no sea el próximo año. El 2012 también será el año de la reconstrucción, lo que podría favorecer a la economía. La tarea pendiente, sin dudas, es que el país aprenda a vivir con el invierno.

Dow Jones (Estados Unidos)

Contrario a lo que muchos pensarían, el 2011 fue un año bueno para la economía estadounidense, por lo menos comparado con el 2010. Pese al lunes negro (cayó 5,5% a raíz de la rebaja en la calificación por parte de S&P) y las constantes publicaciones de cifras de la economía negativas, Wall Street terminó el año por encima de los 12 mil, más específicamente 12.223, una ganacia de 4,7% en el año. Incluso hace menos de 3 meses estaba en 10.600.

No fue sólo la bolsa, la economía se fue recuperando de a poco y parece haber salido de la recesión ya. Algunos opinan que el resultado podría ser mejor de no ser por Europa y ahí está el gran peligro de volver a recaer. Las cifras de desempleo también disminuyeron en el último mes y poco a poco el mercado inmobiliario empieza a despegar.

El 2012 espera a Obama con nuevas y más fuertes luchas en el Congreso para tratar de llevar a cabo sus políticas. Aunque los resultados de su mandato distan mucho de lo que se esperaba, pocos tienen en cuenta el escenario económico macabro que lo esperaba, y pese a la mayoria republicana en el Congreso logró sacar adelante leyes como la de la salud. Seguramente resultará reelegido, aunque algunos detractores opinan que más que por méritos propios, por incapacidad de los republicanos que a estas alturas parecen no tener un candidato serio.

A Wall St seguramente le espera más turbulencia por cuenta de Europa y más 'occuppies', los indignados americanos. Y a la economía le espera la misma lucha que ha llevado a cabo durante todo el año con China, con mutuas acusaciones de querer devaluar sus respectivas monedas para sacar ventaja en las exportaciones.

Bovespa (Brasil)

Lo de Brasil en el año fue extraño. Iniciaba el Gobierno de Dilma Rousseff con muchas expectativas que poco a poco fueron se fueron enfriando a medida que avanzaba la crisis europea. Eso y la inflación galopante hizo que el gobierno tuviera que tomar medidas para enfriar una economía recalentada. Ya en el tercer trimestre, con la economía a punto de contraerse, el gobierno decidió nuevamente incentivar el consumo bajando tasas de interes, quitando gravámenes a importaciones, entre otras medidas.

Todo lo anterior, pero en especial la crisis europea afectaron fuertemente la bolsa de Sao Paulo que cerró hoy en 56.754, habiendo iniciado el año en 69.962, una caída de 18,9%, que contrasta con una economía que crecerá este año menos de lo esperado (3%), pero muy por encima de los países desarrollados, y que promete que en el 2012 retomará las tasas de crecimiento altas (alrededor del 5%).

Así, Brasil termina el año como la sexta mayor economía del mundo, solo por detrás de Estados Unidos, China, Japón, Alemania y Francia, superando a la británica. Se espera que la economía británica superará a la de Francia (actualmente, la quinta mayor del mundo) en 2016, y que Rusia e India subirán respectivamente al cuarto y quinto escalón en 2020. De las seis mayores economías del mundo, sólo China supera a Brasil en crecimiento, con un alza del PIB de 9,5% en 2011, según el Fondo Monetario Internacional.

DAX (Alemania)

El DAX fue uno de los índices más volátiles este año. Fueron muchas las semanas que terminaba con caídas superiores al 5% y a la siguiente rebotaba. Al final, cerró en 5.898, un 15,6% menos del nivel al comenzar el año.

Alemania fue uno de los grandes protagonistas este año. Empleó todo su poderío y liderazgo para mantener el euro -momentáneamente- y para imponer condiciones a todos los países que necesitaban ser salvados, como Grecia. El 'coequipero' de Merkel fue Sarkozy, aunque a veces parecieron más rivales que miembros del mismo equipo.

Alemania cierra el año manejando el BCE a su antojo, imponiendo fuertes medidas fiscales a todos los miembros del bloque. Aunque llegaron a acuerdos como el salvamento a Grecia y el Fondo de Rescate, mantuvo su ferrea postura, contraria a Francia, de no emitir eurobonos, una medida que ponía en duda su compromiso con salvar a Europa del colapso.

Para 2012 se prevé que la crisis de la eurozona frenará la expansión de la economía alemana, que solo crecerá un 0,4%, frente al 0,9% previsto inicialmente, e incluso no descarta una contracción del 0,5% en el peor de los escenarios previstos.

Ftse 100 (Reino Unido)

El Reino Unido había pasado la mayoría del año inadvertido hasta la última reunión de la UE. Allí todos los países adoptaron un plan fiscal que éste se nego a apoyar, siendo el único país de los 27 que le daba la espalda a Europa.

Durante el año, más allá de la boda real, poca influencia tuvo Londres en el acontecer político y económico mundial. Y Así se comportó la bolsa. Aunque no fue inmune a los problemas del resto de Europa, fue una de las más estables y al finalizar el año solo ha perdido 5,5% en todo el año, una cifra realmente buena frente a las otras dramáticas de Francia, España y Alemania. Cerró en 5.572.

Merval (Argentina)

La bolsa porteña no tuvo acción hoy y cerró el año en el día de ayer ganando 1,5%, una cifra ínfima comparada con las pérdidas que ha acumulado todo el año, equivalentes a 32,1%, pues el índice cerró en 2.466 e inició el 2011 en 3.628. Al igual que Brasil y Colombia, estas cifras contrastan con el increíble desempeño de la economía en el 2011, creciendo todos los trimestres a tasas cercanas al 10%.

Pese a esto, a 10 años de 'El Corralito', los mercados no parecen haberle devuelto la confianza al país. No es sólo la bolsa, en algún momento fue la fuga de capitales, lo que demostró que no hay plena confianza con el nuevo Gobierno de Cristina Kichner. En medio de las dudas sobre los reportes oficiales, los datos de la inflación, entre otros, el Gobierno aumentaba un 25% el salario mínimo y otros programas sociales en medidas similares. Para el 2012 se espera que crezca entre 4,5% y 7,5%. A la presidenta la espera un tratamiento para el cancer de laringe que recién le descubrieron. 

Ibex 35 (España)

El año en Madrid no pudo tener más tensiones. Aunque parecía demasiado grande para caer, estuvo a punto. Con una burbuja inmobiliaria que no termina de estallar, unos bancos con calificaciones de deuda rebajadas y una tasa de desempleo propia de un país tercermundista por encima del 20%, Zapatero se vio obligado a adelantar las elecciones, las mismas que ganó Mariano Rajoy, del partido opositor.

Recién posesionado, Rajoy ya anunció fuertes medidas de ajuste en el gasto público y una imprevista subida de impuestos temporal tras revelar que las proyecciones de déficit público se han visto ampliamente superadas. Se espera que en 2012 la economía se contraiga y la tasa de desempleo siga aumentando. 

Antes de esto, el país fue el centro de atención a nivel mundial con el movimiento de los 'Indignados' en mayo, el cual pretendía protestar contra el Gobierno, los recortes que esta aplicando y su protección a los bancos, que claramente son responsables de esta crisis por las ligerezas cometidas durante años. Con este panorama, el comportamiento de la bolsa no distó mucho del resto de la zona euro. Cierra el año en 8.566, una caída del 13,4% en el año y sin buenas expectativas para el 2012.

Mexbol (México)

México termina el año envuelto en sangre por cuenta de la guerra de carteles que se libra en ese país. Pese a esto, económicamente ha presentado un comportamiento sólido teniendo en cuenta la turbulencia internacional. La bolsa cerró en 37.251, un 3,4% menos que a principio de año.

En el 2012 habrá elecciones presidenciales y lo más seguro es que el PRI vuelva al poder por medio de su canditato Enrique Peña Nieto. Así, el próximo año, el escenario no parece variar mucho: lucha contra el narcotráfico, crecimiento de la economía alrededor del 4% y lucha contra la revaluación del peso mexicano.

Nikkei 225 (Japón)

Tokio terminó el año ganando un 0,67% este viernes, ubicándose en 8.455; pero en todo el año, el índice perdió un 18,7%. Sólamente al lunes siguiente del tsunami (fue un viernes), la bolsa perdió un 7,8% y todo empeoró con la crisis radiactiva que puso en riesgo no solo la zona de Fukushima sino la seguridad alimentaria de todo el país.

El tsunami, la crisis radiactiva y la revaluación del yen han sido los ingredientes de un coctel casi mortal para la economía japonesa este 2011. Han sido meses del país intentando tranquilizar los mercados internacionales sobre su productividad, de varios planes estatales para reactivar la economía, pero el alto valor del yen ha ido en contra de las exportaciones, vitales para el país. Esta semana se anunció que a partir de 2014 el impuesto al consumo pasará del 5% al 8% y en 2015 llegará al 10%.

Lo cierto es que el consumo sigue caído y la situación deflacionista que ya lleva 2 años no permite que el país retome la senda del crecimiento. Esto frena las inversiones de las firmas, que no pueden mantener sus márgenes, y desincentiva el consumo, ya que consumidores esperan a ver si los precios caen más. El 2012 será el año de la reconstrucción.

CAC 40 (Francia)

Paris vivió uno de sus años más difíciles. Cayó Grecia, cayó Italia, y cayeron las calificaciones crediticias de los principales bancos franceses (Credit Agricol, BNP Paribas y Societe Generale) por ser los mayores acreedores de ambos gobiernos. Entonces, Sarkozy tuvo que luchar todo el año contra las calificadoras que incluso llegaron a cometer el error de publicar una supuesta rebaja de calificación al país que nunca sucedió -al menos, por el momento-.

En el 2012 le espera seguramente una rebaja en la calificación de su deuda, lo cual podría afectar seriamente a Sarkozy en sus intenciones de reelegirse. Pese a todo, la economía mostró un crecimiento del 0,3% en el tercer trimestre. Así, en el conjunto de los nueve primeros meses del año, la economía francesa creció un 1,7% y se situó cerca del 1,75% de incremento del PIB que el Gobierno había previsto para el conjunto del año.

Mientras tanto la bolsa tampoco tuvo un buen año y el constante pánico que se vivía cada vez que los gobiernos italiano, español o griego hacían un anuncio, el mercado lo evidenciaba con fuertes bajas. Al final, cierra en 3.159 y termina el año perdiendo un 17%.

-----------

Visite la sección de Indicadores de Sectorial y encontrará la opción de graficar más de 90 indicadores, ver su comportamiento histórico y descargar la información a Excel.

Subir