En Defensa de la S.A.S.

Artículos Especiales

En Defensa de la S.A.S.
Jueves, 03 Mayo 2012 05:00

Comparte en redes sociales

En un reciente artículo publicado en el diario El Espectador titulado "Sociedades Evasoras", empieza afirmando que "La proliferación de Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS) tiene en alerta a la DIAN debido a que la evasión de impuestos ha aumentado", y que "la otra preocupación del jefe de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), Juan Ricardo Ortega, es la proliferación de las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS) durante los últimos años".

society2
Foto: www.sxc.hu (Autor: Spekulator)

Como resultado de la expedición de la Ley 1258 de 2008, que dio vida a la Sociedad por Acciones Simplificadas, instrumento de desarrollo empresarial, la mayoría de las sociedades que se están creando en el país en este momento son S.A.S, gracias a ventajas como la agilización de trámites, la facilidad para diferir el pago de capital y la reducción de costos para los empresarios, entre otras.

Además la S.A.S. ha tenido una enorme aceptación entre los empresarios porque permite escoger las normas societarias más convenientes, por ser una regulación flexible que puede ser adaptada a las condiciones y requerimientos especiales de cada quien. Esto es de gran beneficio para los nuevos emprendedores que quieran formalizar su actividad económica.

El Dr. Francisco Reyes Villamizar, ex superintendente de sociedades y quien preparó el texto del proyecto que dio lugar a la ley sobre las S.A.S. en su libro "La Sociedad por Acciones Simplificadas" ha expresado que: "En el contexto latinoamericano, la SAS pertenece a una nueva escuela de pensamiento. En lugar de seguir postulaciones decimonónicas, se inscribe en tendencias contemporáneas, en las que es fundamental una drástica reducción de costos de transacción, lo cual puede lograrse con una estructura leve, carente de arcaicos formalismos y cortapisas a la iniciativa privada".

Pero fue con la promulgación de la Ley 1429 de 2.010 "por la cual se expide la Ley de formalización y generación de empleo", que se empezó a satanizar la S.A.S.

Dice el artículo de El Espectador que: "Este hecho, ligado a las exenciones tributarias dadas por la Ley de Primer Empleo y Formalización, generó una espiral de evasión tributaria que, según el director de la DIAN, tiene peligrando el crecimiento del recaudo tributario. Adicional a esto, señaló que existen sociedades creadas con capitales provenientes de paraísos fiscales y que consiguen elevados préstamos en el exterior.

En el caso de Bogotá, recordó que con la ley de formalización se crearon 52.000 SAS durante 2011. Según Ortega, hay empresas que dicen generar puestos de trabajo y activos como algo novedoso para no pagar impuestos, como renta. “Nos pusimos a averiguar y solamente 5.000 de esas sociedades tienen gente que estaban haciendo cosas nuevas de verdad. La sensación de estas investigaciones es que todas las otras dicen mentiras para no pagar impuestos”.

Ahora bien, si analizamos la Ley 1429 de 2010 ("Ley del primer empleo"), esta misma situación se puede presentar en otras modalidades societarias, como lo son las sociedades anónimas o limitadas, ya que la Ley 1429 de 2010 no exige que la constitución de la nueva empresa sea mediante una S.A.S. El requisito para acceder a los incentivos tributarios está enmarcado para las "pequeñas empresas", las cuales para los efectos de dicha ley son aquellas cuyo personal no sea superior a 50 trabajadores y cuyos activos totales no superen los 5.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Es decir, no es una empresa por ser S.A.S. la que puede acceder a los beneficios tributarios de la Ley 1429 de 2010, puede ser cualquier otra estructura societaria, siempre y cuando su personal no sea superior a 50 trabajadores y activos totales no superen los 5.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Esto ha generado una confusión que está estigmatizando la S.A.S., ya que para acceder a dichos beneficios tributarios, se tiene que formalizar la empresa constituyéndose una nueva sociedad, y la gran mayoría de estas empresas se están creando bajo la modalidad de S.A.S., y el problema es que muchos de los empresarios están haciendo actos fraudulentos para no pagar impuestos valiéndose de la creación de una nueva empresa (sea S.A.S. u otra figura societaria) para acceder a los beneficios de la Ley del primer empleo (el artículo 4 de la ley 1429 de 2010, prevé la progresividad en el pago del impuesto de renta y complementarios para los primeros 5 años de funcionamiento de la empresa).

Algunos creen que matando al perro se matan las pulgas, por eso el problema no es la S.A.S., figura que se convirtió en el mayor fenómeno del derecho societario colombiano en las últimas décadas, sino de la gestación de una cultura empresarial que tiende a buscar la manera de como evadir impuestos y es la Ley 1429 de 2010 la que abrió esa ventana, y no la Ley 1258 de 2008 que dio vida a la Sociedad por Acciones Simplificadas.

*Andrés Betancurt Assmus

Consultor Jurídico

Inercia Valor S.A.S.

Subir