El Papel del Revisor Fiscal en las Organizaciones

Artículos Especiales

El Papel del Revisor Fiscal en las Organizaciones
Martes, 31 Julio 2012 05:00

Comparte en redes sociales

El papel del Revisor Fiscal en las empresas colombianas ha evolucionado desde la Ley 57 de 1887 con el Comisionario de Cuentas (Toda la información financiera debe ser revisada por alguien que no maneje directamente las cuentas de la compañía) hasta la actualidad con el proyecto de estatuto y colegiatura. A continuación presentamos cuál es su papel e importancia a nivel organizacional.

organizacion
Foto: www.sxc.hu (Autor: Sigurd Decroos)

Inicialmente se debe tener en cuenta que no todas las sociedades están obligadas a tener Revisor Fiscal al interior de sus organizaciones. Aquellas obligadas son: Las sociedades por acciones, sucursales de compañías extranjeras, sociedades con 5.000 SMMLV (Salarios mínimos mensuales legales vigentes) en activos y/o 3.000 SMMLV de ingresos anuales, sociedades con gran impacto social y las sociedades en las que, por ley o por los estatutos, la administración no corresponda a todos los socios, cuando así lo disponga cualquier número de socios excluidos de la administración que representen no menos del veinte por ciento del capital.

Se debe tener en cuenta que aquellas personas asociadas a la compañía no pueden ejercer el cargo de Revisor Fiscal, al igual que quiénes estén ligados por matrimonio o parentesco, quienes desempeñen en la misma compañía o en sus subordinadas cualquier otro cargo. El Revisor Fiscal es elegido por la asamblea de accionistas o junta de socios. Específicamente en las sociedades comanditarias por acciones es elegido por los comanditarios (propietarios) y en las sucursales de sociedades extranjeras lo designará el órgano competente de acuerdo a los estatutos.

Las funciones del Revisor Fiscal se establecen de acuerdo al artículo 207 del Código de Comercio de la siguiente manera:

  • Cerciorarse de que las operaciones que se celebren o cumplan por cuenta de la sociedad se ajustan a las prescripciones de los estatutos, a las decisiones de la asamblea general y de la junta directiva. El Revisor Fiscal debe estar presente en todas las reuniones, no solo en la firma de las actas.
  • Dar oportuna cuenta, por escrito, a la asamblea o junta de socios, a la junta directiva o al gerente, según los casos, de las irregularidades que ocurran en el funcionamiento de la sociedad y en el desarrollo de sus negocios. Está función se centra en una cobertura total de la información buena y mala, antes, durante y después del hecho.
  • Colaborar con las entidades gubernamentales que ejerzan la inspección y vigilancia de las compañías, y rendirles los informes a que haya lugar o le sean solicitados.
  • Velar por que se lleven regularmente la contabilidad de la sociedad y las actas de las reuniones de la asamblea, de la junta de socios y de la junta directiva, y porque se conserven debidamente la correspondencia de la sociedad y los comprobantes de las cuentas, impartiendo las instrucciones necesarias para tales fines.
  • Inspeccionar asiduamente los bienes de la sociedad y procurar que se tomen oportunamente las medidas de conservación o seguridad de los mismos y de los que ella tenga en custodia a cualquier otro título. Está función aplica para bienes tangibles, intelectuales e intangibles.
  • Impartir las instrucciones, practicar las inspecciones y solicitar los informes que sean necesarios para establecer un control permanente sobre los valores sociales (protección al medio ambiente, dignidad, respeto, autoestima y ambiente laboral).
  • Autorizar con su firma cualquier balance que se haga, con su dictamen o informe correspondiente.
  • Convocar a la asamblea o a la junta de socios a reuniones extraordinarias cuando lo juzgue necesario.
  • Cumplir las demás atribuciones que le señalen las leyes o los estatutos y las que, siendo compatibles con las anteriores, le encomiende la asamblea o junta de socios.

Finalmente, se debe tener en cuenta que el instrumento mediante el cual se expresa, comunica y se da cumplimiento de las funciones el Revisor Fiscal es el dictamen, este puede ser de diversos tipos:

  • Limpio. Mediante el dictamen se informa que todo en la compañía se encuentra bien y funcionando con normalidad.
  • Con salvedad. El Revisor Fiscal encuentra una falla que no afecta significativamente la empresa.
  • Opinión negativa. El informe expresa que la compañía no toma las medidas adecuadas para su correcto funcionamiento.
  • Abstención. No se emite un dictamen por falta de información a tiempo.

El contenido del dictamen debe presentar como mínimo:

  • Si se ha obtenido las informaciones necesarias para cumplir sus funciones.
  • Los procedimientos que se realizaron en el curso de la revisión.
  • Si en su concepto la contabilidad se lleva conforme a las normas legales y a la técnica contable, y si las operaciones registradas se ajustan a los estatutos y a las decisiones de la asamblea o junta directiva.
  • Si los Estados Financieros han sido tomados fielmente de los libros; y si en su opinión se presentan en forma fidedigna, de acuerdo con las normas de contabilidad generalmente aceptadas, la respectiva situación financiera.
  • Las reservas o salvedades que tenga sobre la fidelidad de los estados financieros.

 
*Con Información del Código de Comercio Colombiano.

Subir