Cómo Realizar una Auditoría Financiera?

Artículos Especiales

Cómo Realizar una Auditoría Financiera?
Jueves, 02 Agosto 2012 05:00

Comparte en redes sociales

Una auditoría financiera es un examen crítico e independiente de la información de una organización con el objetivo de evaluar que esta refleje la realidad de su situación económica y financiera. De esta forma se busca que la información sea un evento productivo que genere valores agregados para la compañía, cumpliendo las características de ser correcta (reflejar la realidad), oportuna (saber que ocurre en el día a día), completa (sistema de información financiera) y objetiva (no deben existir subjetividades).

1084293_vector_graphic_1
Foto: www.sxc.hu (Autor: Sergio Roberto Bichara)

Los objetivos de una auditoría financiera se centran en la existencia (realidad de activos, obligaciones y derechos), valuación (valor de los elementos), clasificación (adecuado registro de los activos, pasivos, patrimonio, ingresos, costos y gastos) y causación (registrar las transacciones en el período en que ocurrieron). Su alcance abarca las transacciones de la empresa, su marco legal, contable y tributario, documentos fuentes de los cuales se alimenta la información, documentos soportes, informes y registros contables.

Para la realización del proceso de auditoría financiera, el auditor hace uso de las evidencias, estas son los materiales recopilados que sirven para formarse una opinión sobre determinado aspecto examinado. El conjunto de evidencias seleccionadas (hallazgos materializados) por el auditor conforman los papeles de trabajo. Las evidencias deben ser suficientes y de calidad para poder conocer la realidad y de esta forma tener un alto valor probatorio. Para recopilar las evidencias, el auditor debe hacer uso de diferentes técnicas las cuales se componen por: Indagación, inspección, cuestionarios de control, confirmación, flujogramas, pruebas, análisis de saldos y transacciones.

Finalmente se debe realizar una planeación de la auditoría financiera, esta se compone por el conocimiento detallado del proceso a auditar, definir sus puntos de riesgo, determinar los controles existentes, calificar el nivel de riesgo, presentar recomendaciones y determinar el alcance de las pruebas a realizar. De esta forma se concluye el proceso con el informe de auditoría, en este se informa el componente auditado, el objetivo logrado, el alcance empleado, la metodología utilizada, los resultados obtenidos y las conclusiones.

La importancia de una auditoría financiera radica en ser un  elemento de la administración que ayuda en la obtención y proporcionamiento de información contable y financiera y su complementaria operacional y administrativa, base para conocer la marcha y evolución de la organización como punto de referencia para guiar su desempeño en el largo plazo.

Subir