George Soros, el Hombre de Respeto por los Sistemas Financieros Mundiales

Artículos Especiales

George Soros, el Hombre de Respeto por los Sistemas Financieros Mundiales
Miércoles, 30 Enero 2013 05:00

Comparte en redes sociales

George Soros nació en Budapest, Hungría en 1930. Tras sobrevivir a la ocupación nazi de su país durante la Segunda Guerra Mundial y la imposición del estalinismo, huyó en 1947 hacia Inglaterra; allí se graduó del London School Of Economics en 1952 y trabajó para un banco de inversión en Londres; hacia 1956 emigró a Estados Unidos y ocupó cargos en análisis y administración de inversión para firmas de Nueva York como FM Mayer (1956 – 1959), Wertheim & Co. (1959 - 1963) y Arnhold & S. Bleichroeder (1963 - 1973).

1088644_global_financial_crisis
Foto: www.sxc.hu (Autor: Rafael Ortman)

En 1973, Soros fundó su propia compañía dedicada a la administración de fondos de cobertura “Soros Fund Management”, que con el tiempo se convirtió en el conocido y respetado “Quantum Fund”. Durante casi dos décadas dirigió con éxito y agresividad este fondo reportando rendimientos anuales superiores al 30% y en dos ocasiones mayores al 100%. A finales de 1980, el inversionista de origen húngaro renunció a la gestión diaria de su fondo y como una de las personas más ricas del mundo, se convirtió en un filántropo sustancial donando grandes sumas de dinero en todo el mundo a través de su fundación Open Society.

El nombre de George Soros fue reconocido mundialmente, cuando en 1992  apostó a la depreciación de la libra esterlina haciendo temblar el sistema monetario europeo, generando una enorme contracción en el Banco de Inglaterra y viendo llenar sus arcas en USD 1.100 millones.

Soros alcanzaba proposiciones a Margaret Thatcher y a George Bush para reformar las relaciones financieras y económicas mundiales y el que habló frente al congreso de los Estados Unidos, diciendo que el sistema capitalista mundial es sacudido permanentemente por crisis financieras y que más tarde o más temprano estallaría, por lo cual estaba convencido de que el sistema necesitaba importantes reformas.

Entre sus frases más celebres se encuentran:

  • No importa si usted está en lo correcto o no, lo que importa es cuánto dinero ganó cuando hizo lo correcto y cuanto perdió cuando no.
  • Confío en los buenos negocios hechos bajo instintos animales.
  • Las buenas inversiones son aburridoras. Si invertir es entretenido y usted se está divirtiendo, es probable que no esté ganando dinero.

Artículos relacionados:

Subir