El Efecto del Narcotráfico en la Mentalidad del Progreso Colombiano

Artículos Especiales

El Efecto del Narcotráfico en la Mentalidad del Progreso Colombiano
Jueves, 27 Junio 2013 05:00

Comparte en redes sociales

Si bien es conocido que el cultivo de coca y marihuana registra su existencia desde la cultura indígena en tiempos precolombinos, su proliferación y trascendencia como negocio multinacional se presentó en la década de los años 80 y 90, cuando pasó de una distribución primitiva en las calles de Nueva York y Miami a convertirse en un producto que influía en el comportamiento de la sociedad norteamericana.

cocaine

Foto: www.sxc.hu (Autor:Hidden)

La Oficina contra la Droga y el Delito de la ONU (UNODC) calcula que el kilo de cocaína pura se vende en Colombia entre 1.500 y 1.700 dólares y si se lleva a Estados Unidos su precio ronda los 20.000 y 30.000 dólares. El costo de transporte al país norteamericano asciende a 4.000 dólares por kilogramo, lo que representa ganancias para los narcotraficantes entre 16.000 y 26.000 dólares por kilo. Se estima que anualmente este negocio representa un 2,3% del PIB colombiano.

Las cifras económicas de este negocio se traducen en el amasamiento de grandes fortunas en poco tiempo. El principal ejemplo a reseñar se evidencia en Pablo Escobar, mayor exponente del narcotráfico en Colombia, quién fue abatido por las fuerzas policiales en 1993. Escobar comenzó en este negocio en 1971, y para 1989 (18 años después) fue reseñado por la revista Forbes como el séptimo hombre más rico del mundo, con una fortuna de 15 billones de dólares de la época.

La cultura del éxito rápido generada por el narcotráfico, ha conllevado a que nuestro país sufra los flagelos de secuestros, robos, asesinatos, corrupción y criminalidad, porque salir de pobre se puede lograr de forma rápida y nada se debe interponer en este objetivo. La herencia que ha dejado el narcotráfico a los colombianos ha sido una mentalidad en la que la riqueza se puede construir sin esfuerzo. Todo se puede lograr arriesgando todo desde el principio.

El narcotráfico dejó en entre dicho la visión de largo plazo, donde el trabajo duro y con paciencia que conlleva a la riqueza quedó en un segundo plano. Esto se traduce en una de las razones por las cuales actualmente no se tiene tanta creación de industria. Ahora las personas quieren invertir y recibir inmediatamente sus réditos.
 
Lo anterior también ha conllevado a un efecto colateral que es la especulación. Interbolsa, principal comisionista de bolsa del mercado colombiano, decidió comprar grandes cantidades de acciones de la textilera Fabricato a través de excesivas operaciones de apalancamiento. El interés de tener mayores reditos y la especulación en la utilización de deudas conllevaron a su liquidación a finales del año 2012.

Subir