IBR un Mejor Reflejo de las Condiciones del Sector Bancario

Artículos Especiales

IBR un Mejor Reflejo de las Condiciones del Sector Bancario
Martes, 25 Febrero 2014 05:00

Comparte en redes sociales

La tasa IBR (Indicador Bancario de Referencia) nació de un trabajo conjunto entre la Asobancaria, el Banco de la República, el Ministerio de Hacienda y la Superintendencia Financiera. Es una tasa indicativa del costo del dinero en el mercado interbancario para la economía colombiana, este refleja de manera exclusiva el precio de las transacciones de liquidez entre los bancos comerciales mejor calificados del país, y sirve como referencia para medir el costo del dinero en la economía, siendo esencial para el desarrollo financiero y del mercado de valores.

ibr

Foto: www.sxc.hu (Autor: Hidden)

Aunque en el mercado existe desde hace varios años del indicador de la DTF, este ha sido criticado por parte de los agentes financieros por considerar que no refleja, en el corto plazo, las condiciones de oferta y demanda de ese sector, ni mucho menos las decisiones de política monetaria del Banco de la República. Sin embargo, la idea no es remplazar en el corto plazo la DTF pero es probable que con el transcurso del tiempo éste deje de ser el punto central de referencia para las operaciones de renta fija en el país.

¿Cómo está Constituido y Cómo Funciona?

El esquema de formación del IBR está conformado por diez bancos, de los cuales ocho actúan como participantes y dos como aspirantes. Las entidades participantes son las encargadas de formar el indicador para los plazos definidos, mientras que las entidades aspirantes funcionan como respaldo dentro del esquema en los casos en que algún participante decida retirarse o sea expulsado.

Para formar el IBR, cada uno de los participantes cotiza una tasa de interés que es enviada al Banco de la República entre las 10 y 10:15 de la mañana. Posteriormente, el Banco Central es el encargado de calcular la mediana de estas cotizaciones y publicar la tasa resultante en su página web a las 11 de la mañana.

Los bancos cuyas cotizaciones quedan por encima de la mediana se obligan a ser demandantes de recursos, y los que quedan por debajo se obligan a ser oferentes. A pesar que este proceso es estándar, existen diferencias entre la formación de la tasa a un día y los plazos posteriores.

Las entidades que participan en la formación del indicador se eligen de acuerdo con sus calificaciones de riesgo de corto y largo plazo, la cantidad de productos indexados al IBR que componen sus portafolios y el comportamiento de algunas variables que componen una metodología de calificación de desempeño, conocida como CAMEL. Este método evalúa la solidez financiera de las empresas con base en indicadores cuantitativos, contemplando cinco áreas: capital adecuado (C), calidad del activo (A), capacidad de la gerencia (M), rentabilidad (E) y situación de liquidez (L).

Según Asobancaria, “La puesta en marcha del Indicador Bancario de Referencia (IBR) desde el 2008 ha permitido al mercado interbancario local contar con una tasa indicativa que refleja de manera exclusiva el precio de las transacciones de liquidez entre los bancos comerciales mejor calificados del país, así como la posibilidad de contar con una tasa de interés que recoge y transmite de forma rápida las decisiones de política monetaria del banco central”.

*Con información de Asobancaria.

Subir