Desaceleración en China ¿Qué Pasará con la Segunda Economía Mundial?

Artículos Especiales

Desaceleración en China ¿Qué Pasará con la Segunda Economía Mundial?
Martes, 08 Abril 2014 05:00

Comparte en redes sociales

La que es considerada la segunda economía mundial está presentando actualmente señales de enfriamiento, factores que preocupan a la mayoría de países, y en especial a sus socios comerciales. Este debilitamiento en la economía China se debe a diferentes aspectos como el tipo de cambio, el endeudamiento, la caída del cobre, y la posible burbuja crediticia; debido a estos puntos, el primer ministro chino, Li Keqiang, ha anunciado una serie de mecanismos para tratar de levantar su economía.

chinese-flag

Foto: www.sxc.hu (Autor:Mart1n)

La economía de China es considerada desde el año 2008 como la segunda potencia mundial acorde a su Producto Interno Bruto (PIB), es el mayor exportador del planeta y el segundo mayor importador. China es también el país de mayor avance mundial, con una tasa en promedio de crecimiento del PIB de más del 10%.Sin embargo, después de registrar crecimiento de doble dígito durante tres décadas, este país ha registrado una desaceleración en su ritmo de crecimiento económico durante los últimos periodos debido a esta situación muchos analistas afirman que este gigante asiático continuará creciendo a grandes tasas, aunque en el medio – largo plazo su crecimiento se estabilizará.

Así las cosas, el país asiático creció 7,7% durante el último trimestre del año 2013, desde el 7,8% registrado el trimestre previo y levemente por encima de las estimaciones del Gobierno de 7,5%. Este ascenso registrado en el 2013, igual al alcanzado en el 2012, pese a ser una cifra que se ubica por encima del promedio mundial, resulta ser la cifra más baja desde 1999 y confirma el enfriamiento gradual de esta economía; a medida que se agota el modelo de crecimiento basado en exportaciones al exterior, debilitadas ante la caída en la demanda por la recesión mundial. A continuación se describen algunos de los factores que han propiciado la desaceleración de este país y aspectos que también preocupan al Gobierno Chino:

  • La caída del cobre es un factor que ha generado gran preocupación en esta economía, puesto que China es el principal consumidor y además este mineral se usa como garantía para los préstamos. La cotización del cobre ha caído cerca de 35% durante los últimos 3 años, y aparte de ser una herramienta de financiación muy relevante, supone un indicador de la actividad futura del país asiático.
  •   El sistema de crecimiento de la economía china se ha basado principalmente en la acumulación de capital y en la migración de trabajadores del sector rural a los sectores que se dedican netamente a la producción, como la industria manufacturera. Según analistas, este aspecto se ha convertido en algo común para el modelo de crecimiento en este país, algo que debería ser cambiado con la evolución de las necesidades del mercado.

  •   China posee uno de los sistemas bancarios más grandes del mundo, sin embargo, la mayoría de estas entidades financieras operan bajo un sistema no regulado conocido como “bancos en la sombra”, algo que genera gran preocupación debido a que la inversión mediante financiamiento por estas entidades representa cerca del 38% del PIB. Esto ha generado un debate en torno a una posible burbuja crediticia y las consecuencias que podría tener en caso de que esta explotara.

Medidas de Impulso a la Economía

Ante este panorama, el consejo de Estado de China ha anunciado un paquete de mecanismos y políticas con el objetivo de darle un mayor impulso a la desaceleración que registra el país asiático. Inicialmente, este paquete acordó ofrecer más exenciones fiscales a las empresas pequeñas  hasta finales del año 2016, adicionalmente, se aumentaría el techo fiscal para las empresas que han sido afectadas por la desaceleración. Por otro lado, el gabinete se comprometió a impulsar las reformas del sistema ferroviario, en particular de las regiones de centro y del oeste, ofreciendo más canales de financiación para el sistema férreo, igualmente prometió renovar las viviendas de las familias con rentas bajas.

Finalmente, para el 2014, según estimaciones de analistas, se espera que la economía china presente una variación de 7,5%, es decir una reducción de 0,2% en comparación con lo registrado en el año 2013, y para el año 2015 un crecimiento de 7,4%. Esto demuestra las intenciones del gobierno chino de estabilizar el desarrollo económico mediante reformas estructurales que impacten a los sectores claves de la economía, aún así siguen siendo tasas gigantescas en comparación con el promedio de crecimiento de las economías mundiales.

Subir