Fracking, Mayor Producción de Hidrocarburos Vs Afectación Ambiental

Artículos Especiales

Fracking, Mayor Producción de Hidrocarburos Vs Afectación Ambiental
Lunes, 08 Septiembre 2014 05:00

Comparte en redes sociales

El Fracking, también conocido como fraccionamiento hidráulico, es una forma de explotación de hidrocarburos que funciona a partir de la mezcla de agua, productos químicos y arena, que posteriormente se inyecta en el subsuelo para que produzca una fractura de la tierra y así sea liberado el crudo y otros recursos.

petro-chemical-plant-648835-m

Foto: www.sxc.hu  Autor: (Egilshay)

Este mecanismo permite alcanzar enormes reservas de gas y petróleo, por consiguiente, aumentar considerablemente los volúmenes de extracción, lo cual ha resultado bastante atractivo para la industria.

A nivel mundial se han originado gran cantidad de debates debido a la incertidumbre de los impactos ambientales que este método podría generar. Algunos estudios técnicos han indicado que el fracking puede afectar las placas tectónicas y producir movimientos telúricos, además de contaminar las aguas subterráneas con las sustancias tóxicas y radioactivas que contienen los fluidos que se inyectan, ya que pueden escaparse por las fracturas ocasionadas en el proceso. La contaminación de las aguas superficiales por los fluidos que retornan a la superficie de la atmósfera por el escape de gases del pozo, como son el metano y los compuestos orgánicos volátiles, y la afectación de la salud humana con molestias, desde hemorragias nasales hasta enfermedades como el cáncer; son otros de los efectos que ambientalistas alertan sobre esta técnica.

Por su parte, los defensores de esta práctica argumentan que la posibilidad de extraer más gas, una energía limpia y barata, supone un medio ambiente más limpio y un ahorro energético importantísimo. Un ejemplo de ello es que la sustitución de centrales alimentadas por carbón, por otras alimentadas con gas, propiciaría una reducción del 50% de las emisiones de CO2.

En Colombia, desde 2012 la Contraloría emitió una advertencia para la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales - Anla y el Ministerio de Ambiente en la que se alertó acerca de los riesgos que conlleva la utilización de la técnica. Además, se solicitaba a las diferentes entidades involucradas en el proceso de explotación de crudo que, de llegarse a implementar, se priorizara el medio ambiente y su afectación.

El viceministro de Energías, Orlando Cabrales, admitió estos riesgos. Aseguró que lo importante es tener planes de contingencia que permitan evitarlos, “esta no es una actividad exenta de riesgo, como cualquier otro desarrollo económico, lo importante es regular y atender adecuadamente, además de establecer unas medidas de mitigación que prevengan la ocurrencia de dichos riesgos”.

Algunos países como Francia prohibieron el fracking en su territorio. Otros como Alemania decretaron una moratoria hasta tener estudios más completos sobre el impacto ambiental que conlleva. Según Cabrales, “a diferencia de Estados Unidos, donde primero se puso en marcha el fracking y luego se expidió la reglamentación, en Colombia trabajamos durante dos años con 24 expertos internacionales, especialmente reguladores de Norteamérica, para crear un marco regulatorio que permitiera hacer la actividad de manera responsable”.

La Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) afirmó que por haberse tomado todo el tiempo necesario para no improvisar frente a los yacimientos no convencionales y darle tranquilidad al país de que la exploración va a ser responsable con el medio ambiente, el tiempo inicialmente previsto para el inicio de las operaciones en este tipo de yacimientos se ha retrasado varios meses.

Subir