El Dólar Nuevamente Cerca a los $2.000

Artículos Especiales

El Dólar Nuevamente Cerca a los $2.000
Lunes, 15 Septiembre 2014 05:00

Comparte en redes sociales

En los países cuyo régimen cambiario se caracteriza por un tipo de cambio flexible, la tasa a la cual se intercambian la moneda local y las extranjeras está determinada por condiciones de oferta y demanda, las cuales consideran a su vez elementos fundamentales basados en acciones concretas de política económica, o simplemente consideraciones de tipo especulativo, asociadas a las expectativas que se generen en torno a las diferentes variables involucradas en el mercado. Para el caso colombiano, la divisa con la que se realiza la mayor cantidad de transacciones es el dólar estadounidense, por lo que se torna importante el análisis de los factores que determinan su abundancia o escasez en el mercado, para así intentar vislumbrar si la tendencia devaluacioncista del peso colombiano frente a éste último puede prolongarse durante lo que resta del año.

TRM

Fuente: Datos de la Superintendencia Financiera

A pesar de que durante el presente año el tipo de cambio ha sufrido las variaciones propias de un tipo de cambio flotante, en las que sólo es posible identificar tendencias representativas en el mediano plazo, a partir del segundo semestre del año la moneda nacional ha experimentado un proceso de devaluación, que se ha tornado más intenso en las últimas semanas, esto debido a que ha aumentado la escasez relativa del dólar, por lo que su precio ha tendido a aumentar constantemente. Si bien es cierto que los inversionistas desearían poder predecir con exactitud el comportamiento del tipo de cambio, detrás de la oferta y la demanda de la divisa existe un sinnúmero de variables económicas y políticas, de carácter local e internacional, objetivo y subjetivo, que influyen de manera compleja sobre su comportamiento, y por ende, muchas de ellas son de difícil medición y previsión.

Entre los principales hechos que están influyendo en el repunte del dólar se encuentran las expectativas de normalización económica en EE.UU, por lo que se tiene una mayor confianza por parte del inversionista en el respaldo que representa la moneda. Por otro lado, el flujo de dinero que se tenía presupuestado que ingresara al país por el aumento en la participación de los TES colombianos en el indicador de deuda emergente de JPMorgan ya se detuvo; de igual manera, el  Banco Central Europeo ha intervenido en el mercado reduciendo su tasa de interés (de 0,15% a 0,05%) con intención de mejorar sus niveles de  crecimiento y reducir la inflación, respecto a lo cual algunos analistas consideran que pueden llegar flujos de capitales a los mercados latinoamericanos, aunque otros arguyen que es probable que los incentivos en la eurozona no estén orientados a la salida de capitales; de darse dicho proceso, sería más factible que se dirijan al mercado norteamericano, por las expectativas de incrementos en la tasa de interés por parte de la Fed. Además de esto, Colombia presenta un déficit en cuenta corriente que hace que el país sea vulnerable a cualquier choque externo.

Con base en esto cabe esperar que la divisa mantenga su tendencia alcista para entrar en un periodo de estabilidad, el dólar podría estar cerca de alcanzar los $2000. Si las expectativas se realizan, la situación entre Rusia y Ucrania continúa calmada, los buenos pronósticos para la principal economía norteamericana son acertados, e incluso ante un choque internacional que afecte aún más el déficit en cuenta corriente de Colombia; la moneda local continuará depreciándose.

Subir