Fenómenos Televisivos de América Latina, Todo un Negocio

Artículos Especiales

Fenómenos Televisivos de América Latina, Todo un Negocio
Miércoles, 24 Diciembre 2014 05:00

Comparte en redes sociales

Con la reciente muerte de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, recordar los programas que marcaron la historia de los latinoamericanos es inevitable,  pues además de generar recordación, y en algunos casos mover las fibras de los televidentes, han liderado el negocio de la televisión, moviendo millones.

El_chavo

Escultura de El Chavo en Centro Comercial Chipichape, Cali.
Foto: commons.wikimedia.org Autor: Jenula25

Después de la radio, la industria de la televisión ha sido un fenómeno en el mundo, pues después de su llegada, se ha convertido en un en un hábito social (60 Años de la Televisión en Colombia, la Caja Mágica se Transforma). En los últimos tiempos, las cadenas televisivas le han apostado a este carácter colectivo y ha agregado varios programas que han cumplido su propósito, llegar a las masas y facturar millones.

Según la revista Forbes, cada episodio de la serie El Chavo, creado por el inmemorable Chespirito, le dio a Televisa US 1,3 millones. El Chavo se estrenó el 20 de junio de 1971 y se filmaron 1.300 capítulos durante los 24 años que estuvo al aire en la televisión mexicana.

La serie que se transmitió desde 1971 hasta 1992, siguió generando dinero décadas después de su estreno, pues cada día 91 millones de televidentes ven un capítulo de El Chavo del 8  en América. Los números que publica la revista no incluyen las ganancias por venta de merchandising y otras licencias no relacionadas con la transmisión de los capítulos, que suman US$24 millones al año para Televisa. Si bien el hijo de Gómez Bolaños negó esta información, se sabe que las cuentas de Chespirito son un absoluto misterio, algo que motivó fuertes disputas con Carlos Villagrán y María Antonieta de las Nieves que exigieron en su momento el derecho de explotar sus personajes.

La pregunta que queda abierta es a cuánto asciende entonces la fortuna de "El Chavo", que ahora quedará en manos de Florinda Meza y de sus seis hijos. Según El Universal de México, aunque sin cifras oficiales, se calcula que su fortuna ronda los US$15 millones.

Otra serie muy recordada por los televidentes es Yo soy Betty la Fea, una telenovela transmitida desde 1999 y éxito de RCN,  que fue emitida en más de 70 países y traducida a 20 idiomas. Además de eso, Ecomoda, la empresa en la que giraba la trama de la telenovela, se convirtió en un referente empresarial en la época, pues una revista de negocios la convirtió en ejemplo de análisis de las decisiones que se deben tomar en una empresa.

La rentabilidad que generó “Betty” no tiene precedentes en la historia de la televisión colombiana y rompió el techo de las estadísticas, no sólo en audiencia, sino en ventas. Desde la venta de espacios publicitarios tradicionales, pasando por la promoción de productos dentro de la trama de la novela, hasta la comercialización de souvenirs, como álbumes o muñecas. La serie le facturó a RCN durante el año 2000 un total de 44.000 millones de pesos, provenientes de publicidad y comercialización en el exterior.   

Al igual que El Chavo, la serie mexicana Plaza Sésamo, marcó la infancia de varias generaciones en Latinoamérica y ayudó a alfabetizar a los niños de varios países. Aún hoy se transmite en varios canales de televisión e incluso los personajes de la emblemática serie han estado en la nómina del gobierno de los Estados Unidos, pues el programa fue incluido en los fondos federales destinados a la Corporación para la Difusión Pública en el país norteamericano.

La industria de la televisión sigue creciendo y ya varios programas han generado su séquito de seguidores, apostándole a ganarse un buen espacio por  un largo tiempo y por supuesto a facturar millones. El Chavo del 8, Yo soy Betty la Fea y Plaza Sésamo; siguen cumpliendo ese propósito después de años de haber sido creados.

Subir