El Salario Mínimo en Colombia Comparado con Otros Países de Latinoamérica

Artículos Especiales

El Salario Mínimo en Colombia Comparado con Otros Países de Latinoamérica
Lunes, 29 Diciembre 2014 05:00

Comparte en redes sociales

La puja por el aumento del salario mínimo en Colombia es un tema que año tras año genera un debate entre los directamente afectados y el gremio que tiene la responsabilidad de decidirlo. A pesar de que las negociaciones para establecer el incremento se inician finalizando noviembre, el acuerdo entre las partes nunca es efectivo y generalmente se concreta tomando como referencia la inflación, es decir, el aumento de precios de bienes y servicios que van a regir durante el año.

plata

Foto: Archivo Sectorial

El diálogo entre la Comisión de Concertación de Políticas Salariales y Laborales que está conformado por los voceros de los empresarios, de los trabajadores y del Gobierno, se abrió con la discusión en torno a la Reforma Tributaria, que ha generado diferencias entre los gremios de la producción y el Gobierno, pues sustentan que ante esta nueva reforma, la industria va estar fuertemente afectada.

Ante estas diferencias, la comisión de concertación no ha llegado a un acuerdo para establecer el aumento y parece ser que, como viene sucediendo los últimos años, se establecerá por decreto, tomando como base el porcentaje de inflación.

Pero los colombianos siempre reciben la noticia con inconformidad, pues un aumento de $26.527, que rigió durante este año, no representa mucho para los trabajadores quienes consideran que es muy poco dinero para el costo de vida y para el tiempo y esfuerzo que se le dedica al trabajo. Vale la pena también preguntarse cuántos empleos se están cubriendo garantizando el mínimo, y si podrían perderse plazas con un aumento de sueldo mucho mayor. 

En Latinoamérica el panorama varía. En el caso de Panamá, por ejemplo, el sueldo mínimo es de $1.200.000, uno de los más altos del continente. El incremento que empezó a regir durante el 2014 fue del 13%, con una inflación del 3.9%.

El alza del salario mínimo en Venezuela generalmente no baja del  10%, dejando el salario mínimo en más de un millón de pesos, pero con una inflación que es superior al 50%, lo que quiere decir que un venezolano no tiene poder adquisitivo para cubrir todos sus gastos. La inflación y la escasez de productos en Venezuela permiten que un almuerzo corriente llegue a tener un costo promedio de $35.000. En promedio un venezolano gastaría $770.000 al mes, más de un salario colombiano, en sólo almuerzos. Una situación similar viven los argentinos, que tienen un ingreso mínimo de $1.275.000, pero con una inflación del 27%.

Los ecuatorianos tuvieron un sueldo mínimo de $598.800, con una inflación del 3.2%, un caso parecido al de los colombianos. Pues aunque Rafael Correa ha tomado medidas proteccionistas durante su gobierno, maneja políticas económicas moderadas en cuanto al control de precios. En Ecuador los costos básicos de un mercado familiar para un mes se estiman en $960.000.

A diferencia de América Latina, Europa presenta los salarios mínimos más altos. En el Reino Unido, por ejemplo, el ingreso es de $2.484.000, con una inflación del 2.1% y en Holanda es de $3.940.00, con una inflación del 2.80%.  Con $3’940.000 un holandés puede transportarse ($426.000 mensualmente), mercar ($1’302.000), pagar servicios ($276.000) y cancelar internet y televisión por cable ($82.000) con cerca de $2’000.000, dejando libres una buena suma de dinero.

Los colombianos mientras tanto, siguen a la espera de la decisión de la comisión, para desde ya hacer cuentas de los gastos que tendrán que enfrentar durante el 2015.

Subir