Características de la Formalidad Laboral en Colombia

Artículos Especiales

Características de la Formalidad Laboral en Colombia
Miércoles, 18 Marzo 2015 05:00

Comparte en redes sociales

Es común escuchar hablar de informalidad laboral en Colombia, varios trabajos académicos y discusiones políticas intentan abordar el fenómeno en busca de caracterizarlo o de emprender acciones y normatividades que ayuden a atacar el problema y así mejorar las condiciones de las personas que laboran en este segmento de la economía.

empleados_mundo

www.sxc.hu Autor: svilen001

Más difícil es encontrar análisis que se acerquen al tema de la formalidad laboral en Colombia y en muchas ocasiones para hablar del asunto se asimila que es lo contrario a la informalidad y se deja de lado la consideración de las características de una situación que se supone ideal para todo el mercado laboral.

En Colombia hay unos 21.5 millones de personas ocupadas, de las cuales, si se analiza por afiliación al Sistema General de Pensiones  -SGP- , el 64% laboran en la informalidad y sólo 36% en la formalidad, el equivalente a unos 7.5 millones de personas. Pero la formalidad y la informalidad también se suelen estudiar con base en datos sobre la afiliación a servicios de seguridad social como el acceso a salud y recientemente con información del Sistema General de Riesgos Laborales -SGRL- administrada por Fasecolda, cuyo análisis evalúa la formalidad analizando en la exposición  al riesgo, es decir mediante los periodos de permanencia de los trabajadores con cobertura a riesgos laborales.

El primer hallazgo es que el 60% de la población que tiene una cobertura en riesgos laborales posee contratos de trabajo o periodos de exposición al riesgo que oscilan entre 6 y 9 meses y un 28% de los cubiertos presentan exposiciones al riesgo inferiores a 6 meses durante el año. Este hecho plantea la cuestión de qué tan factible es que  una persona que cotiza a pensión menos de 9 meses alcance a acumular los recursos suficientes para obtener la jubilación.

La participación de los hombres en la exposición al riesgo según el SGRL, es de 63% y de 37% para las mujeres, pero los periodos de exposición no varían significativamente por género. Es decir que aunque las mujeres participan mucho menos en el mercado laboral formal, los periodos de duración del contrato en promedio son similares, esto hace que la probabilidad de que una mujer se pensione sea inferior a la de los hombres.

Cuando se evalúa la diferencia por edades se encuentra que los jóvenes tienen menor exposición al riesgo o cobertura en riesgos, es decir que sus contratos laborales son más cortos, que cotizan menos a servicios de seguridad social y son más propensos a ser desplazados al mercado informal, mientras los mayores de 25 años generalmente disfrutan de contratos más estables.

Con respecto a las diferencias geográficas para el año 2013, se encuentra que la región central del país concentra cerca del 45% de la población con cobertura en riesgos o formal, le siguen en participación  noroccidente con 17%, el suroccidente con 13% y el caribe con 12%. Vale la pena resaltar que esta última es la zona que ha presentado mayores incrementos en población formal pues en el año 2009 sólo participaba con el 10%.

En el caso de la comparación por tamaño de empresa se encuentra que las empresas grandes (más de 50  trabajadores) concentran casi el 80% de la población que labora en la formalidad, a pesar de que las empresas de este tamaño son las de menor participación en el total de compañías, esto implica que más o menos el 11% de las empresas concentra el 80% de los empleados formales del país.

Y finalmente con respecto al tema de los salarios se encontró evidencia de que los mayores salarios para el sector formal los ofrecen las empresas grandes, cargos de planta en el sector de la administración pública y de defensa mientras las empresas más pequeñas y empleos en el sector de la construcción y la agricultura ofrecen en promedio los menores salarios, además las mujeres devengan menos que los hombres.

En conclusión parece existir un sesgo a favor de los hombres en el mercado formal, el envejecimiento de la población ha ocasionado que la edad a la que se encuentran contratos laborales estables ahora sea mayor, la formalidad está muy correlacionada con el tamaño de la empresa, y los trabajadores de  microempresas, las mujeres, los obreros y los agricultores son los que obtienen menores salarios en la informalidad.

*Articulo Elaborado con información de la presentación del trabajo  “Análisis del Mercado Laboral en Colombia: Una Nueva Cara de la Informalidad” expuesto por Ana María Zambrano de Fasecolda en enero de 2015 en el Banco de la República – Sucursal Medellín.

Ver también: Reforma Tributaria, Impuestos e Informalidad

Subir