El Negocio del Arte, ¿Cómo se Valoriza una Obra?

Artículos Especiales

El Negocio del Arte, ¿Cómo se Valoriza una Obra?
Miércoles, 03 Junio 2015 05:00

Comparte en redes sociales

Las obras de arte además de generar diferentes reacciones en el público por los múltiples factores que las componen, también son un negocio. Aunque en el imaginario colectivo el arte es considerado sólo una manifestación cultural, este además hace parte de un mercado que en el mundo moviliza millones de dólares.

exhibition

Foto: www.sxc.hu Autor: FrenchByte

El mercado de las obras de arte es el concepto que se le asigna a la explotación comercial de las piezas artísticas, que se puede generar a través de obras en serie con fines decorativos, o de obras exclusivas para el exigente público con cuentas millonarias.

La valorización de una obra de arte lo determinan varias variables, es así como lo explica el Maestro en Artes Plásticas y Máster en Historia del Arte, Diego Domínguez, coescritor del libro El Precio de la Obra de Arte. “Los criterios para su valorización se basan fundamentalmente en tres cosas: Variables que aportan al artista (su hoja de vida, el concepto, la  técnica, el recorrido, las dimensiones); los críticos, historiadores y filósofos de arte; y finalmente, los consumidores de arte, no visitantes, sino compradores como coleccionistas privados y públicos”.

Según explica Domínguez los coleccionistas cumplen con una buena cuota en los criterios de valorización, pues un artista, además de tener talento, también debe tener reconocimiento en el medio. “El precio de una obra en el mercado del arte lo determinan un sinnúmero de variables que aportan tanto artista, como intermediarios y consumidores”.

Además de que las obras como consumo económico se mueven en el mercado de los coleccionistas, tanto públicos como privados, en un mercado prominentemente elitista, como lo explica el experto, por sus exorbitantes precios; también son consideradas una inversión, que para varios analistas es aún más rentable que la Bolsa.

En promedio, las obras artísticas ofrecen un 20% de rendimiento en un plazo de cinco o siete años, aunque enfrentan riesgos como la pérdida del valor del artista o las falsificaciones. Para inversionistas arriesgados, las obras de arte son una opción para multiplicar sus ahorros a tasas superiores de las que ofrece el mercado accionario.

En una reciente entrevista concedida a CNNExpansión, el CEO del fondo de inversión en arte ArteMundi Global Found, Javier Lumbreras, indicó que “los fondos de inversión de arte son atractivos porque tienen un activo real y tangible, además las obras cada año se aprecian en promedio 9.23%”.

A pesar de los riesgos ya mencionados a los que se puede enfrentar un inversionista, tienen a su favor que las obras son un activo que no le afecta el incremento o baja en las tasas de interés ni el tipo de cambio, ya que las piezas pueden venderse en diferentes monedas sin perder su valor dependiendo del mercado en el que se compren.

Pero para mitigar el riesgo y agregarle valor a las obras, son  exhibidas en museos y galerías, además antes de adquirirlas, un grupo de especialistas las analiza para determinar si es viable su compra o no. Sin embargo, para iniciarse en un fondo de inversión como ArteMundi, el monto mínimo que necesitará el inversionista es de 250.000 dólares, como lo recuerda Lumbreras.

El mercado de arte es un segmento que mueve millones de dólares, y que como cualquier otro sufre de altibajos financieros, afectado por las variables de la economía, pues como pudimos corroborar su consumo no es estrictamente visual.

Subir