Frente a un Entorno de Menor Crecimiento ¿Qué Retos Empresariales Esperan?

Artículos Especiales

Frente a un Entorno de Menor Crecimiento ¿Qué Retos Empresariales Esperan?
Martes, 21 Julio 2015 05:00

Comparte en redes sociales

Los ciclos económicos que experimentan las diferentes economías a nivel mundial son claves para la toma de decisiones empresariales pues son los periodos de gran prosperidad o escasez económica quienes marcan el futuro de toda compañía. Es allí donde debe predominar la toma de acertadas medidas para sacar provecho o salvar la empresa de esta situación.

crack-graphic-1236437

Foto: www.sxc.hu Autor: Christian Ferrari

La desaceleración del crecimiento de la economía colombiana, los constantes recortes macroeconómicos que han realizado las entidades gubernamentales del país (¿Continuarán los Recortes a la Proyección del Crecimiento Económico Colombiano?) y la situación internacional que experimenta la producción de petróleo (¿Por qué si el Petróleo Baja el Dólar Sube?) han causado incertidumbre en los distintos sectores de la economía.  El contexto de declive económico nacional para las empresas locales es un tema de alto impacto para sus finanzas, de tal forma que empresas arraigadas al mercado local, como es el caso de Mondelez (¿Qué les está Pasando a las Empresas Ubicadas en el Valle del Cauca?) se han visto obligadas a migrar sus plantas de producción a otros países debido a las pérdidas que han presentado y a la coyuntura que se vive en el mercado local. Por ello es fundamental tomar decisiones certeras que permitan afrontar correctamente escenarios de estancamiento o decrecimiento de la economía.

Son múltiples los retos que se deben asumir para solventar situaciones contrarias. Aumentar la productividad del personal es una de ellas; simplificando los procesos, las tareas y reduciendo los tiempos muertos del personal se puede lograr este objetivo, además es importante que los trabajadores conozcan la situación que atraviesa la empresa para implantar un mayor nivel de compromiso. La productividad va atada a la subactividad que se pueda presentar en la compañía procurando que no exista un alto porcentaje de capacidad instalada sin utilizar, evitando unos costos fijos que podrían ser superiores a lo que se pagaría por subcontratar o tercerizar ciertos procesos y aumentando así el margen de utilidad. De igual forma se debe priorizar en reducir el stock, ya que esto supone dinero inmovilizado y mayores gastos de almacenamiento o conservación según sea el caso, ante esta problemática también se debe analizar la opción de reducir el precio de del producto o servicio por medio de su reestructuración, pero no afectando su calidad. Método alterno para reducir costos en la empresa son las coberturas, tanto naturales como financieras, las cuales  dado el presente comportamiento de la tasa representativa del mercado puede ser una opción viable.

Por otro lado, se encuentra la reducción de gastos que no aporten nada a la razón de la empresa, es decir, todo gasto que no genere ventas o ingreso adicional al negocio. Error común al enfrentar una economía a la baja es reducir el presupuesto comercial, pues se suele confundir como un gasto innecesario para la compañía en este momento pero lo correcto sería optimizar la labor comercial así no reduciendo las posibilidades de obtener nuevos clientes. Por esto se debe analizar la efectividad de las acciones de marketing para implementar un plan de mejora a corto plazo que genere oportunidad de adquirir nuevos ingresos. Cualquier compañía tiene como objetivo aumentar las entradas monetarias por ello ante dicho escenario el objetivo debe ser mantener un flujo de ingresos contantes a periodos anteriores, evitando perdidas y buscando posibilidad de ampliarlo. Una solución factible es la diversificación de los ingresos, es decir, encontrar nuevos mercados que permitan lograr el objetivo anterior así procurando una no dependencia; para esto se debe buscar una multiplicidad de productos o servicios a ofrecer por medio de la construcción de alianzas comerciales o la búsqueda de nuevos mercados en el exterior.

Son los factores macroeconómicos quienes pondrán a prueba toda medida utilizada por la compañía, generando un reto permanente para ellas en pro a su permanencia en el mercado. Ejemplo futuro de lo anterior serán los efectos causados por el aumento de tasas por parte de la Reserva Federal lo que conllevará a una muy posible migración de capitales hacia los Estados Unidos, por lo cual el Gobierno Nacional de la mano del Banco emisor se verán en obligación de tomar medidas para evitar una mayor depreciación de la moneda local y la incertidumbre que rodeará a las tasas nacionales. Otra coyuntura que implica algún reto para las empresas colombianas es la situación que experimenta el mercado de capitales en China, ya que su alta volatilidad y tendencia a la baja afectaría a las grandes empresas cotizantes en esta bolsa, llevando incertidumbre al mercado del país con mayor importación de materias primas, lo que afectaría directamente a la economía colombiana. Así mismo se encuentra la situación petrolera que existe mundialmente, escenario fundamental para Colombia y que ante el acuerdo firmado por Irán entra en un proceso lleno de dudas y fluctuaciones que causaran revuelo en las diferentes naciones.

Estos y muchos más retos esperan al mercado local ante el inminente decrecimiento de la economía colombiana y mundial, y es allí donde las entidades gubernamentales y las directivas de las compañías deben “apretarse el cinturón” y dar frente a una situación agobiante para tomar decisiones que definirán el futuro promisorio o posible quiebra de muchas de ellas.

Subir