El Problema Social de Japón: Envejecimiento de la Población y un Futuro con Pocos Niños

Artículos Especiales

El Problema Social de Japón: Envejecimiento de la Población y un Futuro con Pocos Niños
Viernes, 24 Julio 2015 05:00

Comparte en redes sociales

El país del sol naciente se encuentra desde hace dos décadas en una etapa de su historia marcada por el envejecimiento extremo de sus habitantes ligado a una reducción en la tasa de natalidad. Este escenario pone en duda la sostenibilidad de la población japonesa, y en caso de que se materialicen las expectativas de una reducción en sus habitantes, Japón tendría grandes problemas no solo en el ámbito social sino también en el económico y político.

crack-graphic-1236437

Foto: www.sxc.hu Autor: svilen01

Japón es el país con mayor proporción de personas mayores en el mundo, cerca del 25% de su población tiene más de 65 años lo que representa en términos conceptuales un envejecimiento extremo de la población. El tema es de tal importancia que se tiene la expectativa a la baja en este sentido y se estima que la población anciana pasará de los 29,48 millones de 2010 a los 37,41 millones de 2035, además el índice de envejecimiento será cerca del 40% para el 2060. Por otro lado, el descenso en los nacimientos y la caída de la población más joven representa también un foco de preocupación para el gobierno nipón. El número de muertes actualmente supera la cifra de nacimientos, por ejemplo, en el año 2013 hubo 1.275.000 muertes frente a 1.031.000 nacimientos y 6.000 bebés menos que en 2012, además, las proyecciones en este sentido tampoco son alentadoras ya que se estima que la población joven se reduciría cerca de un tercio para el 2035.

La mayoría de los estudios que se han realizado en materia demográfica en Japón han señalado que una de las causas de la baja tasa de natalidad y reducción en la población más joven es que las mujeres al tener mayores oportunidades en el ámbito laboral y académico, posponen el momento para casarse o tener hijos, además la cultura y el entendimiento del concepto familia en este país es muy diferente al que se tiene en otras partes del mundo, como Latinoamérica. No obstante, la baja tasa de natalidad en el país nipón no solo se debe a lo anterior, cada vez más hay menos parejas que desean casarse y tener hijos. Según el Ministerio de Salud de este país en el 2013 hubo 663.000 matrimonios registrados, cifra que ha ido a la baja en los últimos tres años.

Todos estos factores han impactado y lo seguirán haciendo en el total de la población japonesa hasta el punto de estimar que durante los próximos 50 años pasará de los 128,06 millones a los 86,74 millones de habitantes, adicionalmente la cantidad de personas mayores a 65 años representará el 40% del total para el 2060. Esta situación sin duda alguna tendrá impactos en diferentes ámbitos; social, político, sanitario y económico.

japon_art_2015

Fuente: CIA World Factbook

Impactos en la Economía Japonesa
Actualmente la economía nipona es considerara la tercera mas fuerte por nivel de PIB a nivel mundial, basando su estructura económica en productos manufacturados, sector de la tecnología y la industria vehicular. Sin embargo, una reducción en la población sin lugar a duda afectaría en el mediano y largo plazo el crecimiento de su economía.

Una reducción en la población representaría una pérdida de fuerza laboral, tanto en mano de obra tecnificada como en capacidad intelectual. Además, en condiciones normales en una economía, un menor número de personas representa una caída en el consumo interno, afectando la productividad de las empresas y el número de empleos. Por su parte, las finanzas públicas y las inversiones también se verían afectados por un problema fiscal. Si se tiene en cuenta que existe una importante proporción de población que envejece, el control de pensiones pagadas por el gobierno podría complicarse, de hecho actualmente ya ha comenzado a afectar las finanzas públicas, por lo que el gobierno nipón decidió recientemente incrementar el impuesto sobre el consumo del 5% al 8% para financiar los costos el sistema de seguridad social, y dentro de los planes estatales se contempla aumentar aún más el gravamen hasta el 10%.

En este sentido, según un estudio del diario Nikkei, de mantenerse la tendencia de caída demográfica, la economía japonesa tendría una reducción en el PIB del 0,9% entre 2031 y 2060 debido a la disminución de la mano de obra.

El problema demográfico en Japón es delicado teniendo en cuenta las consecuencias que en el largo plazo podría traer. Sin embargo el gobierno nipón puede implementar varias medidas de control para tratar de incrementar la tasa de nacimientos y evitar así los efectos que traería la reducción en la población. Mejorar los centros infantiles y guarderías, evitar la discriminación de la mujer en varios campos de la sociedad, incentivar el matrimonio, la conformación de una familia y la reproducción con ayuda de la ciencia, son algunas de las medidas, y que de no ser así, Japón no tendría más remedio que buscar ayuda en el extranjero facilitando la inmigración de personas para evitar una reducción importante de sus habitantes.

Ricardo Gómez Londoño
Ingeniero Financiero

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Subir