Colombia y Venezuela ¿Países Realmente Hermanos?

Artículos Especiales

Colombia y Venezuela ¿Países Realmente Hermanos?
Lunes, 14 Septiembre 2015 05:00

Comparte en redes sociales

Ante los recientes hechos ocurridos en la frontera que delimita a las repúblicas de Colombia y Venezuela, y  ante la crítica por parte de algunos analistas y gobiernos de diversas partes del mundo sobre la decisión arbitraria por parte del gobierno venezolano de deportar a ciudadanos colombianos, basado en el argumento del control del contrabando fronterizo y la exclusión de los paramilitares de su territorio, vale la pena evaluar de donde vienen los contrastes en materia de administración pública e ideologías políticas, sociales y económicas que se infundieron en cada nación a través de un proceso histórico. Tras un repaso de los antecedentes de Colombia y Venezuela se llega a entender,  que si bien comparten cierta trayectoria, designar la expresión “países hermanos”, está lejos de la realidad.

china-8-1517803

Fuente: www.commons.wikimedia.org

Autor: Martin St-Amant

Colonización y Conquista
Desde la época de la independencia, la administración de los territorios descubiertos fue un arduo problema para los reyes de los países colonizadores, que se las debían ingeniar para mantener el control de las colonias y asegurarse el mayor tributo y lealtad posible (Ver: ¿Qué Pasará con el Precio de la Tierra en un Periodo de Posconflicto?).

Esta historia inicia con el recorrido de Cristobal Colón en 1498 sobre las costas del caribe y su incursión hasta el río Orinoco. Sin embargo, la primer institución fundada tendría origen en 1502 y se llamó la Gobernación de Coquivacoa o Gobernación de Venezuela, que perduró hasta 1523, cuando el imperio español cedió a la familia alemana Welser de Augsburgo dicho territorio, a cambio de un jugoso préstamo y de que la parte jurídica siguiera a cargo de la Real Audiencia de Santo Domingo, establecida en 1511. Los problemas internos en la familia Welser llevaron a que España retomara el dominio de los territorios en 1546. 
 
En 1717 se crea el virreinato de la Nueva Granada o Real Audiencia de Santafé de Bogotá, con control sobre los territorios que hoy componen a Panamá, Ecuador, Colombia, Guyana y Venezuela. Pero las complicaciones geográficas impedían una buena comunicación y la administración desde la distancia. Por esa razón, las directrices sobre Venezuela y Guyana se alternaron entre el virreinato de la Nueva Granada y el de Santo Domingo, hasta que en 1777 se designó la Capitanía General de Venezuela, es decir, la administración a cargo de un Capitán General. Es así que entre 1777 y 1823, veinte generales fueron la máxima autoridad del Estado de Venezuela, no en vano, en ese país tienen gran incidencia los entes militares en las ramas superiores de los órganos ejecutivos. 

Mientras tanto, para el período que abarca desde 1717 hasta 1819, con dos periodos interrumpidos (1723 – 1739) y (1810 – 1816), la Nueva Granada, a donde pertenecía Colombia, estuvo bajo la administración de 17 virreyes y sólo un dirigente propiamente militar. Este hecho ha marcado el carácter diplomático que caracteriza a los presidentes colombianos, donde los entes militares ocupan el escalón más bajo dentro de la rama ejecutiva, contrario al caso venezolano. Ahí el primer punto de diferencia que hoy enmarca a las dos naciones. 

Proceso de independencia
Un segundo contraste, se evidencia durante el proceso independentista. En Colombia la instauración de la república estuvo marcado por sucesos muy conocidos: el grito de independencia el 20 de julio de 1810 y la batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819. Por el contrario, en Venezuela se dio un proceso más complejo, definido en múltiples batallas que se pueden clasificar en tres fases principales. La primera república en abril de 1810 con epicentro en Caracas. La segunda república que inició en enero de 1813 y fue reconocida por la “campaña admirable” de Bolívar, con epicentros en las ciudades, hoy colombianas, Ocaña y Cúcuta. La tercera república consta de nueve batallas principales, siendo la batalla naval del lago de Maracaibo la que logró consolidar la independencia de ese país.

¿Por qué el segundo contraste? Colombia vivió “una vez” la Patria Boba y su causa fue el desorden y la división dentro de la clase que pretendía tomar las riendas del Estado naciente, que no supo aprovechar la poca y débil presencia de la tropa militar española. Mientras tanto, Venezuela tuvo dos períodos de Patria Boba y de paso afrontar la fortaleza del ejército español y la división entre quienes planeaban dirigir el país y los más pobres: campesinos y esclavos. De allí nace cierto recelo contra la población llanera, ya que en su momento engrosaron las filas del ejército español, al mismo tiempo, quedó la espina de que el ejército libertador era venezolano en su mayoría y por lo tanto los demás países independizados por Bolívar están en deuda con ellos.

Conformación de las repúblicas
Una vez establecidos los nuevos estados independientes, nace en 1819 la Gran Colombia con la intención de fortalecer el surgimiento de las repúblicas fuera del yugo de los colonizadores y ampararse ante posibles intentos de invasión por parte de Inglaterra y otras naciones europeas, e incluso de Estados Unidos, pero se disolvió durante la década de 1820 (Ver: Los Intereses Económicos Tras la Delimitación de las Fronteras Colombianas). Su causa, es la tercera gran diferencia. Los intereses políticos y las diferencias sociales de las naciones, representadas en Simón Bolívar y el General Santander distaban considerablemente; el primero era defensor de un modelo de autoridad central y vitalicia, algo así como una monarquía, mientras Santander tenía el anhelo de un gobierno federal. Hoy, sin entrar en pormenores, se podría decir que Venezuela siguió al pie de la letra las ideologías de Bolívar, mientras que Colombia se ciñó a los ideales de Santander, y si bien los dos países comparten frontera y tienen el mismo idioma, el uso del término “hermano”  se puede discutir.

Subir