Colombia, ¿a Puertas de una Recesión?

Artículos Especiales

Colombia, ¿a Puertas de una Recesión?
Lunes, 21 Septiembre 2015 05:00

Comparte en redes sociales

La economía colombiana no pasa por su mejor momento, los bajos precios de las materias primas y la desaceleración China aumentan la presión de una posible recesión.

money-trading-1-1444155

Fuente: www.freeimages.com Autor: Svilen Milev

Los expertos de Citigroup han alertado, en su último análisis, que la desaceleración económica de China puede llevar al mundo a una nueva recesión. En dicho informe, el economista jefe, Willem Buiter, ha asegurado que hay un 55% de posibilidades de que se produzca una recesión global en los dos próximos años. Según los expertos del banco, sólo existe un 15% de probabilidades de que la nueva crisis alcance el nivel de recesión severa. Esta nueva situación probaría que la estructura económica a nivel mundial está cambiando, mientras que las últimas crisis han nacido en EEUU, está, sería una recesión China, con ayuda de los países emergentes.

Según los economistas de Citigroup, una de las principales razones de preocupación es el bajo crecimiento de China. El gigante asiático estaría creciendo al 4% interanual frente al objetivo del 7% marcado por el Gobierno. Además, otras economías emergentes como Rusia, Sudáfrica o Brasil ya están en serios problemas, mientras que el comportamiento de las economías desarrolladas está siendo leve.

Por otro lado, hace un año en Colombia las predicciones de organismos como el FMI (Fondo Monetario Internacional) sobre el comportamiento de la economía del país afirmaban que en 2015 el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) estaría alrededor del 5%. Pero desde finales de 2014 las proyecciones han venido bajando más y más en cada informe que publican los organismos internacionales. En abril de 2015 la cifra proyectada era 3,4%, y en julio pasado se ajustó nuevamente, en casi medio punto porcentual, para ubicarse en un 3%.

Instituciones como ANIF (Asociación Nacional de Instituciones Financieras) formulan proyecciones más negativas y han reducido su pronóstico, de 3,4%, a una cifra entre 2,5 y 3% para 2015, y entre 2 y 2,5% para 2016.

La caída en los precios del petróleo ha golpeado seriamente la economía colombiana desde finales del año pasado. Por otro lado las cinco locomotoras propuestas por el gobierno (minería, infraestructura, innovación, vivienda y agricultura) no han tenido los resultados previstos; la única que iba a todo marcha hasta 2014 era la minero-energética. La locomotora de vivienda también traía un buen ritmo pero no alcanzó el potencial de la minero-energética. Mientras que las de agricultura e infraestructura han estado a media marcha. Hoy por hoy las apuestas del gobierno parecen haberse reducido a las vías 4G como motor para jalonar la economía durante la fase recesiva del ciclo.

Al tiempo que se detiene la locomotora minero-energética, el contexto internacional sigue siendo fuente de preocupaciones para la economía nacional. El gigante asiático, que hasta hace un año era el segundo destino de las exportaciones colombianas, después de Estados Unidos, ha salido del top 5 de las economías que compran bienes a Colombia, y nuestras ventas a ese país disminuyeron  dramáticamente desde comienzos de año.

En Colombia se aprecia un escenario propenso a la recesión hacia finales de 2015 y comienzos de 2016, pues los bajos precios de las materias primas y la desaceleración china aumentaron la presión sobre el país, que ha optado por ser exportador neto de materias primas.

Además de las malas noticias desde China, la nueva política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos causa ansiedad en los mercados emergentes, ya que el alza esperada en la tasa de interés daría pie a una mayor salida de capitales de economías periféricas como la colombiana. Bajo estas circunstancias aumentaría la presión sobre la tasa de cambio nacional, que ya se encuentra en niveles históricamente altos.

En el contexto regional no se pueden dejar de mencionar las tensiones con Venezuela, que afectan un comercio bilateral que, si bien perdió fuerza desde 2009, aún muestra cifras superiores a las que se registran con otros países “amigos”, como México y Perú.

*Con información de Mercado de Dinero USA y Razónpublica.com

Artículos relacionados:

Subir