Diversificación del Riesgo en el Acceso a Materias Primas, una Opción Ante las Turbulencias Económicas

Artículos Especiales

Diversificación del Riesgo en el Acceso a Materias Primas, una Opción Ante las Turbulencias Económicas
Martes, 22 Septiembre 2015 05:00

Comparte en redes sociales

paddy-fild-2-1404365

Fuente: www.freeimages.com Autor: shahnur a alam

Los cambios y las turbulencias económicas, en un mundo cada vez más globalizado por el desarrollo de los sistemas de información, medios de transporte y tratados internacionales, obligan a las empresas a implementar procesos estratégicos que les permitan hacer frente a los riesgos que se generan. En este sentido, aparece la diversificación del riesgo en la composición de las materias primas que requiere cada compañía para su producción, que busca evitar la dependencia mayoritaria del acceso a un sólo producto, el cual puede verse alterado por múltiples factores, como: el alza del dólar y las variaciones en la tasa de cambio, la devaluación del yuan, la relación oferta-demanda, la estabilidad gubernamental, las regulaciones y los cambios climáticos (Ver: El Contraste Climático, un Golpe a la Economía Nacional).

La composición en lo que enmarca la expresión “materias primas”, es importante a la hora de hacer un análisis sobre la diversificación del riesgo en las mismas. Una primera tipificación se puede realizar en relación a su origen y uso, como lo muestra la Tabla 1.

art_sep_22_t1

Fuente: Elaboración de Sectorial

También surge una clasificación según el periodo de duración de la materia prima, caso que se ilustra en la Figura 1.

art_sep_22_t2

Fuente: Elaboración de Sectorial

Una tercera clasificación se da en términos comerciales cuando se habla de commodities. Al respecto, la clasificación se muestra en la Tabla 2.

art_sep_22_t3

Fuente: Elaboración de Sectorial

Estas clasificaciones son importantes por dos razones. La primera ocurre porque cada grupo tiene factores diferenciales que influyen sobre él. Por ejemplo, la producción de metales preciosos o en general las materias primas duras no sufren mayores alteraciones ante los cambios climáticos, pero sí ante un cambio regulatorio en las concesiones; contrario a lo que puede suceder en el caso de los commodities agrícolas, perecederos y la ganadería o materias primas blandas. La segunda, ocurre porque  permite realizar inversiones en horizontes distintos de tiempo. Para la muestra, la exploración y/o explotación de petróleo requiere un lapso de tiempo más largo que el cultivo y la compra de una cosecha de algún producto agrícola, hablando en términos de inversión directa. Desde luego, la divergencia de estos periodos generan riesgos diversos que permiten obtener rentabilidades distintas, siguiendo la regla estándar del mercado, “a mayor riesgo se debe obtener mayor rentabilidad”.

Retornando al asunto central sobre la diversificación del riesgo en las materias primas, las empresas tienen un arduo trabajo ante los altibajos ya mencionados en la economía global y nacional (Ver: El Impacto de la Tasa de Cambio en las Franquicias Internacionales con Presencia en Colombia). Se plantean entonces dos elementos fundamentales, que de hecho, son seguidos por las compañías establecidas en el mercado: el estudio del comportamiento tendencial de los productos requeridos para la producción propia de cada industria, teniendo en cuenta las condiciones climatológicas, del mercado y demás aspectos relacionados y el establecimiento de fusiones-adquisiciones que facilitan la diversificación de los productos finales y por lo tanto de los requerimientos, con el fin de distribuir y compensar el porcentaje de materias primas y así mitigar cualquier impacto en un producto específico necesario dentro de la cadena productiva.

Se observa que las posibilidades de enfrentar al mundo económico tan complejo son amplias, desde inversiones directas en materias primas, hasta las indirectas a través de instrumentos financieros donde el mercado de futuros juega un papel importante. También, se incluyen las estrategias empresariales como las fusiones y adquisiciones para diversificar producción y necesidades y eliminar la dependencia de un requerimiento, ya que sería imposible no necesitar leche si sólo se produce queso. De la mano con el caso anterior aparece otra alternativa, la expansión del nicho de mercado, con la cual se ingresa a lugares con materias primas renovadas disminuyendo el nivel de riesgo. Finalmente, elementos relacionados al mejoramiento de los acuerdos entre comprador-proveedor pueden generar tranquilidad y garantizar la razón final de las empresas: producir, generar rentabilidad y sostenerse en el largo plazo.

Subir