Artículos Especiales

La Receta para una Vida Exitosa: Realidad, Sueños y Determinación
Viernes, 25 Septiembre 2015 00:00

Comparte en redes sociales

En la persecución de metas, los seres humanos suelen encontrase con problemas que los obligan a tomar decisiones importantes, y aunque sería deseable que estos no existieran, muchos de ellos no se pueden evitar.  Por eso, para que estas situaciones no se interpongan en el logro de los objetivos personales y empresariales, el hombre y la organización deben estar dotados de una comprensión precisa de la realidad.  Es decir, se debe conocer y comprender el entorno en que se desenvuelve, las leyes que determinan su funcionamiento y como estas realidades lo afectan, y así prever las consecuencias de diferentes alternativas, resolver inconvenientes de manera acertada y producir productos y servicios que respondan a necesidades.

key-to-success-1307591

Fuente: www.freeimages.com Autor: Kimberly Vohsen

Ray Dalio, empresario e inversionista estadounidense y fundador la exitosa firma de inversiones Bridgewater Associates, aconseja llevar este sentido de la realidad al nivel de comprender las leyes de la naturaleza, revaluar a la luz de estas leyes las concepciones de “bueno” y “malo”, identificar en la evolución de la humanidad una gran fuerza dentro del universo, y descubrir que ese deseo de hacer las cosas de una mejor manera, puede ser una gran fuerza motriz. Todo esto para alinear los propios intereses con las leyes del universo, contribuir al avance de la sociedad y obtener una recompensa.

Pero el reconocimiento de la realidad no implica que se deban abandonar los sueños. Por el contrario, el espacio donde se desarrollan los sueños es un escenario real. Los encuentros contantes del ser humano con la realidad lo enriquecen, le dejan lecciones, aprendizajes y lo fortalecen para que pueda trabajar por aquello que anhela.

Sin olvidar que para alcanzar un objetivo específico se debe trabajar con determinación y teniendo claridad sobre lo que se quiere conseguir, después el éxito vendrá. Para Dalio, la recompensa más grande del trabajo es la evolución personal o empresarial, el crecimiento en conocimientos, en experiencias, la adquisición de la capacidad de enfrentar diversas situaciones  y tener una mejor visión del entorno.

Dentro de todo este proceso de desarrollo para alcanzar objetivos es importante la calidad de las decisiones que se toman, pues ellas tienen gran incidencia en la calidad de lo que se consigue. Constantemente el ser humano tiene que elegir entre diferentes formas de proceder y cada una de estas elecciones trae asociadas unas consecuencias que se tendrán que asumir, y aunque elegir bien no siempre depende de habilidades como la inteligencia y la creatividad, si lo hace, en gran medida, del carácter del hombre.

Cuando se tienen objetivos definidos para el alcance de los sueños, un conocimiento de la naturaleza y del entorno, y se ha tomado la determinación de trabajar por estos ideales, asumiendo los riesgos implícitos, el hombre está en la vía de conseguir lo que quiere y esto no es otra cosa que el éxito.

*Este artículo ha sido elaborado con base en la segunda parte del libro “Principios” de Ray Dalio. Próximamente en Sectorial.co podrás encontrar nuevas publicaciones sobre los consejos de este inversionista que serán de utilidad para la toma de decisiones personales y administrativas, la construcción de una gran cultura, la buena gestión de las personas y la solución creativa de los problemas.

Ver también:

Subir