Sector
¿Se Cobrará por la Información Digital?
Martes, 12 Abril 2016 03:34

Artículos Especiales
Comparte en redes sociales

La era de la información ha generado grandes transformaciones en la forma en que los contenidos llegan a las personas. Hoy, con solo conectarse a internet, un usuario puede acceder a cantidades considerables de información, además puede extraerla en diferentes formatos para emplearla e incluso transformarla. Los retos más importantes que plantea esta situación están asociados al criterio que tienen las personas para determinar qué información es veraz y a los incentivos que tienen los medios de comunicación para producir contenidos auténticos, oportunos y de calidad.

money life and cyberspace 2 1566401

Fuente imagen: www.freeimages.com

Autor: Eylem Culculoglu

Actualmente, los medios de comunicación de edición impresa ven con preocupación la reducción en la suscripción a sus números, debido a la disponibilidad de información gratuita en internet que suple las necesidades informativas de la población. Por otro lado, la mayor parte de los recursos obtenidos por los medios de comunicación digitales provienen de las ventas de publicidad, lo que ha ocasionado que en muchas casos se prioricen las funciones de marketing o de entretenimiento sobre la informativa, con el fin de incrementar la audiencia y, por lo tanto, los ingresos. 

Por su parte, hace un par de años se habla de los nuevos modelos de negocios que se empiezan a generar con la masificación del internet, donde se ha planteado una nueva estrategia de financiación de los medios digitales para reducir la dependencia de los ingresos por publicidad, que, de hecho, se han empezado a considerar insuficientes para financiar el andamiaje periodístico. Dicha estrategia consiste en el cobro por los contenidos online o la suscripción a las ediciones digitales de los diarios y periódicos.
The New York Times, The Wall Street Journal, el Financial Times y otros han sido pioneros en la implementación de tarifas para sus contenidos disponibles en internet.

Desde 2011, el diario The New York Times comenzó a cobrar por acceder a los contenidos de su edición digital, con un sistema de pago que presentaba tres opciones de suscripción mensual, con acceso ilimitado a la información, dependiendo del tipo de dispositivos desde el que se deseaba acceder. Arthur Sulzberger, presidente del diario, manifestó en su momento que está decisión era una apuesta a largo plazo, “la mejor muestra de dónde creemos que está el futuro de los contenidos de calidad".

En Colombia el primer diario en dar este paso será El Tiempo, pues según información de la Revista Semana a partir del segundo semestre de 2016 los usuarios deberán pagar por acceder a los contenidos publicados en el eltiempo.com. Aunque aún no se conoce el esquema que empleará el medio para efectuar los cobros, se especula sobre los sistemas empleados por otros sitios, siendo uno de los más populares el paywall o muro de pago, que permite acceder a un número limitado de artículos y a partir de ese límite cobra el acceso a más contenidos.

Otras alternativas son, por ejemplo, cobrar por la edición digital lo mismo que cuesta el diario impreso, publicar artículos de manera gratuita y fijar un precio para los artículos de mayor profundidad y calidad, generar planes para suscripciones mensuales, trimestrales y anuales, entre otros.

Esta estrategia, que a simple vista parece novedosa, es más común de lo que parece y se espera que sea tendencia en los próximos años. Un estudio realizado por el American Press Institute con 98 periódicos estadounidenses, concluye que casi el 80% de los diarios ha instaurado un esquema de pago para sus ediciones digitales, mostrando que la reestructuración del modelo de negocio digital se da con éxito en algunas regiones del mundo. Además, desde 2013 el analista de medios y creador de Newsonomics.com, Ken Doctor, estimó que a 2017 habrá unos 500 diarios que cobrarán por su edición digital.

En síntesis, la revolución digital crea nuevas realidades para los medios impresos con presencia digital, pues constantemente se incrementa el número de usuarios, pero los ingresos publicitarios no crecen al mismo nivel, por lo que no serán extraños los cambios en los modelos de negocios y la implementación de estrategias para diversificar ingresos y proteger la producción periodística.

Ver también: