¿Es el Deutsche Bank el Nuevo Lehman Brothers?

Artículos Especiales

¿Es el Deutsche Bank el Nuevo Lehman Brothers?
Martes, 19 Abril 2016 23:13

Comparte en redes sociales

En marzo, la agencia calificadora de riesgo Moody's alertó sobre la posibilidad de rebajar la calificación de la deuda senior del Deutsche Bank, la cual se encuentra actualmente en ‘Baa1’ (tres niveles por encima de los denominados “bonos basura”), argumentando que el entorno operativo del banco es difícil y que se deben afrontar gran cantidad de obstáculos para fortalecer y estabilizar su rentabilidad en los próximos años.

money cash flow 1537820

Fuente imagen: www.freeimages.com

Autor: Bob Smith

Este anuncio acentúa las dudas sobre la estabilidad y solvencia del gigante financiero. En los últimos meses el valor de la acción del banco se ha venido desplomando y, en febrero, tocó mínimos de 1984, a la par que expertos como Simon Adamson, analista de CreditSights, manifestaban su preocupación por la capacidad del Deutsche Bank para honrar el pago de los intereses de su deuda, ante lo cual la entidad emitió un comunicado asegurando que se disponía de los recursos suficientes para asumir el pago de los intereses de la deuda para los años 2016 y 2017.

art 20 abril 2016
Fuente: Datos Yahoo Finance

Ante estos hechos, algunos analistas han planteado un caso extremo: la similitud entre la situación del Deutsche Bank y el caso Lehman Brothers. El punto álgido de lo que sucedió con Lehman en 2008 fueron los derivados, productos que hoy representan para el Deutsche Bank 75 trillones de dólares, cifra equivalente a 24 veces el Producto Interno Bruto (PIB) de Alemania, constituidos principalmente por derivados “over de counter” o de mercado extrabursátil, es decir, productos que se transan entre dos partes por fuera de los mercados organizados, lo que implicaría la caída de muchos bancos ante una situación de impago del banco alemán.

Después de cerrar 2015 con pérdidas por 6.794 millones de euros, John Cryan, uno de los responsables ejecutivos del Deutsche Bank, indicó que la entidad no prevé beneficios para este año, pues los objetivos del banco para 2016 se han centrado más en la reestructuración que en el crecimiento. Frente a estos aspectos el anuncio de Moody's señala que el tamaño de la tarea de reingeniería que debe realizar la entidad, el débil potencial de los ingresos y el riesgo de los gastos por litigios incrementan la incertidumbre sobre su operación.

Para otros especialistas en el tema, la posibilidad de que se repita una crisis financiera similar a la de 2008 es baja. Goldman Sachs ha manifestado que “la banca europea tiene una buena posición de liquidez, ha incrementado los depósitos y tiene mayores colchones de capital que en 2009”. Por su parte, el banco alemán ha anunciado tener respaldo en 1.000 millones de euros para 2016, ingresos esperados por 4.300 millones de euros para 2017 por la posible venta de su 19.99% del banco chino Hua Xia Bank y reservas por valor de 1.900 millones de euros.

Respecto a las secuelas que aún deja la crisis financiera de 2008, durante la segunda semana de abril se conoció que Goldman Sachs deberá pagar una multa de 5.000 millones de dólares por la crisis “subprime”. Este acuerdo fue adelantado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y corresponde a 2.385 millones de dólares por la venta de productos respaldados con hipotecas basura, 1.800 millones de dólares para consumidores afectados y 875 millones por demandas de organismos federales.

Ver también:

Subir