De un sueño a la realidad: Grandes Ideas que Surgieron al estar Dormido

Artículos Especiales

De un sueño a la realidad: Grandes Ideas que Surgieron al estar Dormido
Viernes, 23 Septiembre 2016 04:08

Comparte en redes sociales

“Todo lo que puedas imaginar es real” Pablo Picasso. Esta frase ha sido representada a través de la historia por varios personajes, como los hermanos Wright, que algún día se obsesionaron con la idea de volar, y hoy día los aviones son una realidad. Ellos trabajaron día y noche ideando la forma de conseguirlo, pero hay quienes simplemente necesitaron de un buen dormir para lograr grandes creaciones, ideas (¿Cómo Generar Ideas?) que nacieron dentro de un sueño y se materializaron al despertar.

alarm clock 1193291 1920

Foto: www.pixabay.com

Según varios estudios científicos y clínicos, las capacidades cerebrales aumentan mientras se está dormido, debido a la lentitud en la actividad oscilatoria de la corteza cerebral. Dormir es un determinante para mejorar la creatividad y la capacidad resolutiva, lo que finalmente influye en el éxito. Por esta razón, los grandes exitosos recomiendan tomar nota una vez nos despertamos, pues los sueños son fáciles de olvidar y tienen ideas escondidas. Los grandes líderes del momento también han tenido algunos de sus mejores pensamientos en sueños.

Como decía el psicoanalista Freud “Las ideas oníricas nunca son absurdas” y una prueba de esto es el caso es Google, que surgió como idea una noche mientras Larry Page dormía.

También sucedió con la ubicación de los elementos químicos en la tabla periódica; el químico Dmitri Mendeleev determinó la versión final hace 140 años, debido a que durante un sueño visualizó esta estructura. La neurología fue producto de una secuencia de sueños de Otto Loewi, ideas que fue anotando una vez despertaba, hasta que una mañana realizó el experimento, dando inicio a la neurología. La máquina de coser comenzó con el diseño de agujas que tenemos hoy en día, y fue creada por el inventor Elias Howe, quien previamente había visto en uno de sus sueños que las lanzas de una tribu tenían agujeros en los extremos y replicó su aspecto.

Igualmente pasó con la estructura en anillo de la molécula del Benceno de Auguste Kokule, que había soñado con una serpiente que se mordía la cola. Después de esto, él mismo decía “Hay que aprender a soñar”. La Insulina fue la creación de el medico Frederick Grant Banting, que se volvió realidad gracias a una manifestación en medio de un sueño, según comentaba.

Mary Shelley es otra testigo de que grandes ideas (Lecciones para Generar una Idea) pueden surgir mientras se duerme. La escritora de “Frankenstein” concibió la historia en un sueño donde sostenía conversaciones con sus amigos. La teoría de la relatividad, del famoso científico alemán, Albert Einstein, surgió tras soñar que viajaba por el espacio cabalgando en un rayo. Paul McCartney soñó la melodía de Yesterday, que hace parte de uno de los álbumes de los Beatles, al igual John Lennon, que compuso “Dream” luego de soñarla.

Casos como estos hay muchos: la creación del bolígrafo, películas de Jane Campion, poemas de Kublai Khan, novelas de Robert Louis Stevenson, Edgar Wallace y Paul Bourget , obras de Richard Wagner, composiciones de Haendel, pinturas de Rafael Sanzio y Alberto Durero, canciones de Franz Lehar, diseños de Oleg Antonov, entre otros.

Dormir siempre ha sido de carácter esencial para las diferentes especies, pero estos testimonios y estudios hacen que crezca el interés por estar dormido. Todas estas personas demostraron que no hay que estar despiertos para tener buenas ideas (Pasos para Poner las Ideas en Acción).

Ver También:

Subir