Sector
¿Independencia del Banco de la República en Peligro?
Jueves, 26 Enero 2017 11:17 3396 Visitas

Written by  Artículos Especiales

La Junta Directiva del Banco de la República está conformada por siete miembros con un voto: el Ministro de Hacienda y Crédito Público, nombrado por el presidente, cinco codirectores y el Gerente General del banco, nombrado por los anteriores. Los miembros de dedicación exclusiva (codirectores) y el gerente tienen períodos fijos de cuatro años, prorrogables dos veces, con lo cual pueden permanecer hasta doce años en la junta. Dos de los cinco miembros de dedicación exclusiva son reemplazados por el Presidente de la República cada cuatro años, una vez transcurrida la mitad del período presidencial.

Diseño sin título 1
Elaboración Sectorial

La Constitución Política establece que el Banco de la República es un órgano independiente de las demás ramas del poder público, goza de autonomía administrativa, patrimonial y técnica y está sujeto a un régimen legal propio.

Este año se retiran dos codirectores: Carlos Gustavo Cano, que termina su periodo de doce años, y otro que podría ser Juan Pablo Zárate o César Vallejo. Medios se inclinan a que podría ser este último quien abandone el cargo. Ambos fueron nombrados en el segundo período presidencial de Uribe y por ley el presidente electo debe cambiar a dos miembros de dedicación exclusiva en la mitad de su gobierno.

El presidente Juan Manuel Santos fue reelegido en el 2014 para el periodo 2014-2018 y en su primer período presidencial nombró dos codirectores: Ana Fernanda Maiguashca y Adolfo Meisel. Este año debe nombrar el reemplazo de Cano y de Zárate o Vallejo, con lo cual tendría influencia sobre cuatro de los cinco codirectores. Adicionalmente, el enlace directo del presidente en la junta es el Ministro de Hacienda y Crédito Público, quien tiene voz y voto. El presidente podría tener cinco de los siete votos en su bolsillo.

Son de conocimiento público los repetidos llamados de Santos a la Junta Directiva de empezar una senda bajista de tasas para estimular el crecimiento del país. Sin embargo, en los últimos años, la independencia del banco se ha demostrado al mantener como principal objetivo la inflación controlada y dentro de su rango meta.

Con el actual panorama este año las cosas podrían cambiar. Santos ha sido contundente en sus declaraciones:

• “Las tasas de interés altas en Colombia cumplieron con su función, por eso ya es hora de que las autoridades comiencen a analizar la posibilidad de bajarlas para impulsar la debilitada economía del país”. Septiembre 2016, II Congreso Internacional de la Asociación Colombiana del Petróleo.

• “Me uno a la petición del doctor Bruce Mac Master de comenzar a pensar en que las tasas de interés ya llegaron a su techo y podrían comenzar a bajar”. Octubre 2016, RCN Radio

• “Y ustedes (refiriéndose a la Junta Directiva) creo que van a revisar esa inflación hacia abajo- y un crecimiento muy débil. Esa es la fórmula perfecta para comenzar a bajar los intereses y ojalá puedan bajar los intereses porque eso es lo que necesita la economía en este momento”. Noviembre 2016, Premio Portafolio

Estimular el crecimiento de un país con la inflación en niveles altos podría ser causante del uso ineficiente de los recursos, donde las empresas se preocupen más por el manejo del portafolio que por la re-inversión de recursos en construcción de fábricas o innovación. La inflación alta genera incertidumbre, haciendo que los consumidores prolonguen sus decisiones de compra, pues los precios pierden su contenido informativo sobre escasez y abundancia relativa de bienes y servicios de la economía, afectando finalmente el crecimiento económico. Un costo de vida elevado afecta a los más pobres, sobre todo asalariados y pensionados, pues el ajuste a su ingreso se realiza de forma anual; sí la cifra de inflación del año anterior es superada en los meses del presente año, éstos estarían ganando un salario real menor al del año pasado.

ene 16

Mientras vecinos como Argentina, Brasil, Ecuador y Venezuela tendrán una tasa de crecimiento negativa para el 2016, según estimaciones de la CEPAL, Colombia se puede dar por bien servido con un crecimiento proyectado de 2,7% para el año anterior, por encima de 1,6% promedio de crecimiento estimado para América Latina para el 2016. Simplificadamente la economía crece porque los trabajadores tienen cada vez más instrumentos para su trabajo (más capital) o cuentan con un mayor stock de conocimientos, mejorando su productividad (educación), o existe un progreso tecnológico. La medida de crecimiento usada por el DANE, PIB (Producto Interno Bruto), tiene innumerables críticas, pues no mide la distribución del ingreso, no significa que se esté generando más empleo, pues el PIB de un sector específico puede estar creciendo (el sector genera más ingresos) pero se está logrando a través de tecnología o mejoramiento de procesos y los pequeños productores están quedando por fuera del mercado, provocando despidos laborales.

Para concluir, los codirectores del banco tendrán el reto de demostrar su independencia de los demás poderes y autonomía en las decisiones, otorgada por la constitución para proteger el bolsillo de los colombianos, manteniendo como objetivo prioritario de la política monetaria una inflación baja y estable.

Para suscribirse y recibir diariamente la actualidad informativa del sector de su interés, contáctenos.

Print Email