Sector
Desempeño y Riesgos Actuales del Sector Agrícola en Colombia
Jueves, 02 Marzo 2017 02:00 1958 Visitas

Written by  Artículos Especiales

El crecimiento de la economía del país tiene un alto aporte del sector agropecuario, el cual, a pesar de las difíciles circunstancias que atraviesa, no deja de ser fuerte, recordando que la producción primaria continúa siendo uno de los focos de desarrollo y crecimiento de la nación. Tan solo en el acumulado de los tres primeros trimestres de 2016, la participación de la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca dentro del PIB total fue de 6,06%. Ahora, si se evalúa a nivel interanual, en el 2015 se presentó un crecimiento del 3,34% respecto al año inmediatamente anterior.

agro2
Fuente: Pixabay

Sin embargo, el aporte de este sector, y específicamente el de la línea agrícola, podría ser mayor de no ser por varias afectaciones, entre las que se cuentan:

Factores climáticos: al cierre de 2016, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, Ideam, el país no alcanzó a llegar al fenómeno de La Niña, pero si soportó una fuerte temporada de lluvias, la cual impactó varios cultivos, entre ellos los de plátano, maíz y arroz. Por esta razón, los organismos de emergencia activaron las alertas departamentos como: Sucre, Guajira, Cesar, Córdoba, Antioquia, Meta, Cundinamarca, Valle y en el eje cafetero.

Mala utilización de los suelos: en este punto, factores como la erosión, el agotamiento de nutrientes, la salinización, la compactación, la pérdida del carbono orgánico y la contaminación química, son los problemas más evidentes. En Colombia, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC, argumenta que el uso inadecuado del suelo nacional se impone en el 28,7 del territorio, siendo los departamentos de Sucre, Atlántico y Magdalena los que tienen los suelos más afectados. El cuestionamiento parte de que se utiliza más del total del suelo arable, o que este se utiliza en otras actividades que lo desaprovechan y lo degradan, como ocurre con la ganadería.

Presencia de plagas: como ocurre en el sector pecuario, el sector agrícola también se ve afectado por la presencia de plagas y enfermedades. El caso más reciente se vio con la llegada de las lluvias, que incentivaron la reproducción de los caracoles africanos, peligrosos para la salud humana y los cultivos, dado que transforman los ecosistemas tradicionales alterando el ciclo de las plantas. Caso similar ocurre con la presencia del Picudo, una especie de insecto que está afectando la producción de frutos como la guayaba, el chontaduro y las plantaciones de palma africana.

No obstante, paralelo a los factores negativos, evolucionan otros que favorecen al sector, a saber:

Ampliación de la frontera agrícola: durante el 2016, el agro logró expandir la frontera agrícola en 240.000 nuevas hectáreas, territorio que permitió incrementar la producción del sector en más de 35 millones de toneladas. El crecimiento en hectáreas cultivadas fue facilitado por el programa “Colombia Siembra”, que generó específicamente 112.000 nuevas hectáreas de arroz, 40.000 de maíz, 22.000 de palma de aceite, 19.485 de árboles frutales y 10.176 de cacao, entre otros. Según el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri, el año pasado el Estado desembolsó 11 billones de pesos en créditos gubernamentales al sector agroindustrial, lo que facilitó la generación de 200 mil nuevos puestos de trabajo entre agosto y octubre, además de situar la tasa de desempleo rural por debajo del 5%, la más baja en los últimos años.

Clasificación de cultivos: relacionado al enciso anterior, se encuentran los cultivos que tiene expectativas de emerger y presentaron un buen 2016, entre ellos el maíz, la palma de aceite, los frutales, los forestales, el arroz y el cacao. Por otro lado, algunos cultivos perdieron impacto ante su inestabilidad, pero tienen oportunidad, caso de la soya y el café. Finalmente, entre los que no tienen expectativa, se encuentra el algodón, un sector que en los últimos meses ha advertido sobre el riesgo que corre de desaparecer por la falta de competitividad.

De esta forma, evaluando conjuntamente las diversas variables, el Índice de Riesgo Sectorial, IRS, para el sector agrícola que elabora la firma Sectorial.co se ubicó en 54,23 puntos en noviembre, lo cual corresponde a un nivel S3, es decir, el sector se encuentra en una distribución de riesgo intermedia con tendencia a mejorar (Ver Gráfica). Lo que viene depende del comportamiento de los múltiples factores y variables que estadísticamente interfieren en él y que se prevé permitirán que el sector repunte son la desmovilización de las FARC y las inversiones en el área rural mediante programas como Colombia Siembra y la Ley Zidres serán importantes en el alcance de dicho desempeño.

2 marzo

Fuente: Sectorial.co

Artículos relacionados:

Para suscribirse y recibir diariamente la actualidad informativa del sector de su interés, contáctenos.

 

Print Email