Sector
Coyuntura Sectorial Colombiana: Un Análisis desde el Mercado de Valores
Lunes, 13 Marzo 2017 12:17 1543 Visitas

Written by  Artículos Especiales

En las últimas semanas se han conocido los datos de cierre de año de la economía nacional y de los diferentes sectores que lo integran, arrojando conclusiones frente al moderado dinamismo y los múltiples factores determinantes del 2016, los cuales sustentan el comportamiento que han exhibido los activos de las diferentes compañías que participan en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) y el nivel de riesgo que estima Sectorial a través de su Índice de Riesgo Sectorial (IRS).

La economía colombiana mostró un pobre comportamiento durante el 2016 como resultado del menor consumo de los hogares y la difícil situación que atravesaron los sectores agrícola, construcción de obras civiles y energético, pilares fundamentales en los planes del Gobierno Nacional. Este dinamismo lastró las diferentes actividades económicas adicionales, resultado que se observó en la conducta de algunos de los diversos activos que transan en la Bolsa de Valores de Colombia.

13 marzo

Fuente: Bloomberg - Sectorial

Si se analizan por sectores, los precios de cierre del primer día de enero y el último día de diciembre del 2016, se observa un rendimiento positivo generalizado, en especial en el sector energético, debido a la recuperación exhibida de los precios del petróleo, el buen comportamiento de las empresas electrificadoras ante la crisis experimentada en el fenómeno de El Niño, y principalmente, a los buenos resultados exploratorios que presentó Canacol Energy durante el año, activo que lideró el rendimiento del sector con un incremento del 50% en su precio. Aunque estas cifras son alentadoras, en Sectorial consideramos que el nivel de riesgo del sector aún esalto, debido a la incertidumbre que genera el cumplimiento del pacto productivo de la OPEP, la menor demanda de energía eléctrica después del plan gubernamental Apagar Paga y las dificultades sociales y jurídicas que afronta el sector minero, especialmente el carbonífero.

Por su parte, el sector comercio exhibió cifras no muy alentadoras en torno a su comportamiento en el 2016, esto como resultado del impacto de la devaluación de la moneda local, el alto nivel inflacionario y de tasas, y otros factores en el consumo de los hogares. Sin embargo, la actuación al inicio y final del año permitió conservar el nivel de riesgo moderado. Esta situación afectó el desempeño de las acciones de las compañías de este sector (Nutresa y Almacenes Éxito), lo cual impidió que su rendimiento conjunto durante el año no superará el 10%. No obstante, cabe resaltar que ambas compañías obtuvieron beneficios gracias a su participación en mercados extranjeros o movimientos empresariales importantes.

En lo que respecta a la industria nacional, el gran sostén fue la refinación de productos petrolíferos de la mano del inicio de actividades de la Refinería de Cartagena. Sin embargo, si no se tuviera en cuenta el aporte de esta actividad al sector, su desempeño sería bastante bajo, logrando un crecimiento mínimo frente al 2015. Causas como el aumento de los precios de las materias primas, el costo de la deuda por las altas tasas de interés y el menor consumo de la economía nacional lastraron los resultados de las compañías que integran la industria colombiana, coyuntura que se exteriorizó en su desempeño en la BVC durante el año. Como resultado de estos factores, consideramos que el desempeño del sector es aceptable con tendencia a mejorar a causa del impulso que le brinda el Gobierno Nacional y el Banco Emisor con los diferentes planes productivos y el recorte de tasas.

Por otro lado, el sector constructor era una apuesta neurálgica del Gobierno Nacional para el 2016. Sin embargo, la baja ejecución de proyectos debido al cambio de mandato a nivel regional, el incremento de costos y las dificultades de financiación condujeron a que el segmento de construcciones civiles que integra el macro sector se viera ampliamente afectada. No obstante, lo que corresponde a la construcción inmobiliaria fue el gran elemento jalonador de esta actividad económica, logrando un crecimiento superlativo que se vio reflejado en el sector bursátil. Esta coyuntura nos codujo a evaluar el nivel de riesgo del sector en moderado.

Para suscribirse y recibir diariamente la actualidad informativa del sector de su interés, contáctenos.

Print Email