Sector
¿Qué Sectores Sacaron la Cara este Primer Trimestre y de Cuales Habrá que Mantenerse Alejado?
Martes, 20 Junio 2017 06:44 559 Visitas

Written by  Artículos Especiales

En 2016 el PIB colombiano registró un crecimiento del 2%, siendo la menor tasa desde 2009 y teniendo como principal inductor negativo el desempeño de los sectores minero energético, transporte y agropecuario. Para el primer trimestre de 2017 el nivel de expansión fue de tan solo el 1,1%, lo cual aplaza la promesa de recuperación económica que recaía para este año, no en vano numerosos actores del mercado fijan su estimación de crecimiento a cierre de año entre 1,5% y 2,2%.

sectores

Por sectores, en 2016 el efecto Refinería de Cartagena conllevó a un crecimiento de la industria en un 3%, el impulso a la vivienda apoyó el segmento de la construcción, con una expansión del 4,1%, y las actividades financieras mantuvieron una variación positiva del 5%. Pese a esto, los efectos del marcado fenómeno de El Niño y el paro de transportadores repercutieron en la economía en general y no permitieron un mayor crecimiento.

El 2017 se avizoraba como un período con mejor desempeño, pues se superó la coyuntura climática y logística vivida el año anterior. Sin embargo, los resultados del primer trimestre llevaron al piso esta estimación. Por sectores, a excepción del agro, que saca la cara por la economía colombiana, con un crecimiento del 7,7%, y las actividades financieras y sociales, todos los segmentos de la economía decrecieron.

Un ejemplo es la actividad constructora, que decreció 1,4% durante el primer trimestre de 2017 debido a la relentización de la construcción de vivienda y al no despegue de los planes de infraestructura, los bajos niveles de confianza del consumidor surtieron efecto en la demanda, por lo que el sector comercio presentó una variación negativa del 0,5%. Entre tanto, con el efecto Reficar ya superado, la dinámica industrial apenas alcanzó un 0,3%, mientras que la menor demanda industrial y comercial, y una actividad minero energética con caída del 9,4%, afectaron el segmento de servicios públicos, que decreció el 0,6%.

Pese a estas situaciones, encontramos señales positivas para pensar en un mejor comportamiento en lo que resta del año. La inflación mantiene un marcado descenso, los recortes en tasa de interés por parte del banco central se sostienen, el panorama de estabilidad en tasa de cambio y la recuperación de algunos precios de commodities han hecho reaccionar favorablemente las exportaciones y los planes de impulso gubernamental en infraestructura se comenzarán a evidenciar en ejecución de obras civiles para el segundo semestre del año.

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, nuestra estimación de crecimiento para el cierre de 2017 es del 2%. Los demás actores del mercado fijan sus pronósticos en un rango que va del 1,5% al 2,2%.

Artículos relacionados:

 

Print Email