El Descenso en la Inflación como Resultado del Deterioro en la Economía Colombiana

Artículos Especiales

El Descenso en la Inflación como Resultado del Deterioro en la Economía Colombiana
Miércoles, 28 Junio 2017 02:43

Comparte en redes sociales

En mayo, la inflación fue de 0,23%, 28 puntos básicos por debajo de la obtenida en igual periodo del año anterior, logrando así una reducción de la inflación anual que pasó de 4,66% a 4,37%, y sorprendiendo a la baja las estimaciones del mercado (0,33%). Esta nueva desaceleración de los precios hace ver cerca la meta del Banco de la República (¿Cumplirá el Banco de la República con su Objetivo de Inflación para 2017?)sin embargo, la razón de su comportamiento no es una buena noticia.

inflacion

Luego de presentar varios informes en los que reinaba la incertidumbre del mercado acerca de la política monetaria que implementaría la nueva junta directiva, se ha aclarado el panorama y todo apunta a que el nivel de inflación ha pasado, por el momento, a un segundo plano en las decisiones del Banco Emisor, teniendo como protagonista el dinamismo económico.

La confianza del consumidor ha mejorado frente a los primeros meses del año, pero aún se mantiene en terreno negativo, la industria ya experimenta la dilución del efecto “Reficar”, y el consumo de los hogares durante el primer trimestre marcó la necesidad de impulsar la economía.

La menor inflación se obtiene como resultado de los ajustes a los altos precios que caracterizaron la economía nacional durante el año anterior, siendo el Fenómeno de El Niño el principal eje durante el primer semestre del año (Fenómeno del Niño y Cambio Climático: Situación en Colombia). Por su parte, el consumo aún no ha tenido la reacción esperada ante los recortes de tasa de política monetaria y los impulsos del gobierno nacional; es por ello, que la desaceleración actual de precios es, en conjunto, un resultado de la menor demanda del mercado, lo cual en el corto plazo, y de darse la transmisión de política deseada por el Banco de la República, probablemente conduzca a un choque en los agentes del mercado y lleve a la inflación a un terreno aún lejano del rango meta del Banco Central.

A su vez, la coyuntura fiscal del país, la pérdida de confianza en los precios del petróleo (Petróleo), y los riesgos que aquejan los mercados emergentes, han conllevado a una mayor depreciación del peso colombiano, recuperando niveles cercanos o superiores a los $3.000/USD. Este nuevo escenario acarrea consecuencias negativas sobre el nivel inflacionario nacional, pues de sostenerse este panorama, se obtendría un impacto directo sobre los diferentes bienes de la economía, en especial en los transables, y, por ende, a la inflación de la demanda.

Todos estos factores nos conducen a alejar nuestra estimación del consenso del resto de analistas, esperando un escenario inflacionario más cercano al 5% que al límite superior del rango base del Banco de la República (4%).

jun 28

jun 282

Subir