Sector
Cacao: ¿Nueva Droga Recreativa?
Martes, 22 Agosto 2017 02:25 394 Visitas

Written by  Chocolate y Confitería

Cacao: ¿Nueva Droga Recreativa?

El cacao es un fruto de origen tropical, el cual proviene del árbol que lleva su mismo nombre. Existe evidencia que muestra que esta planta ha sido cultivada y consumida por más de 5500 años por la humanidad, siendo las culturas Mayo, Chinchipe y Marañón quienes incursionaron en su producción, en la región donde hoy se ubica la Amazonía Ecuatoriana.

cocoa 452911 1920 
 Fuente: Pixabay

Hoy en día, las semillas de este fruto son el principal componente en la producción del chocolate, y según la Organización Internacional del Cacao los mayores productores mundiales, en su respectivo orden, Costa de Marfil, Ghana, Indonesia, Ecuador y Camerún; Colombia, por su parte, se ubica en el puesto número diez con 1,24% de la producción mundial, que en 2016 ascendió a las 4.552.000 toneladas. Al cierre de 2016 la producción del país fue superior a las 56.000 toneladas, un crecimiento cercano al 36% respecto a 2015, el cual se debe, entre otras razones, a que el cacao ha sido asumido por el gobierno nacional como la principal alternativa de sustitución de cultivos ilícitos, confiando en que alcance un nivel como el que tiene el café.

Paralelamente el mercado de la droga, a pesar de los esfuerzos, sigue siendo un mercado consolidado en el mundo. Recientemente la ONU ha revelado que en los últimos tres años el consumo de sustancias psicoactivas se ha casi que duplicado, mientras el número de personas dependientes de las drogas es cercano a los 30 millones. A estas cifras “alentadoras” para los productores contribuye la astucia con que manejan el negocio, en el cual la diversificación de drogas es una constante: no en vano entre 2009 y 2016, 106 países y territorios han reportado la aparición de cerca de 739 nuevas sustancias psicoactivas, de las cuales cerca del 90% logran establecerse en el mercado.

En este orden de ideas, el cacao ha llamado la atención en los medios por su creciente consumo como droga recreativa. A pesar de que desde la década de los 90 ya se habían documentado casos de intoxicación por consumo y sobredosis de la semilla, esnifar cacao puro y en polvo poco a poco se ha establecido entre los jóvenes como lo que puede catalogarse como una nueva droga.

Inhalar chocolate en polvo fue una idea propuesta en Bélgica por uno de los principales chocolateros del mundo, Dominique Persoone, quien en 2007 diseñó un artefacto para aspirarlo, que ha alcanzado ventas que superan las 25 mil unidades desde entonces. Las endorfinas que se inyectan a la sangre, derivadas de su consumo, generan efectos inmediatos como es la euforia, el aumento del umbral de alerta, relajación de los músculos y placer en general, asimilables a los del consumo de cafeína, cocaína y cannabis. Sobre los efectos adversos derivados del consumo aún no existe consenso entre el personal médico, sin embargo, considerando que este polvo puede contener más de 500 sustancias químicas, que el efecto dura muy poco y obliga a un consumo de alta frecuencia, y que la posibilidad de que este material orgánico se vaya a los pulmones puede conllevar a un colapso de las vías aéreas inferiores, la preocupación comienza a extenderse en esta comunidad, en la medida en que el consumo se masifica.

Las autoridades, por su parte, aún no generan ningún tipo de control, en la medida en que el cacao sigue siendo una sustancia de libre comercialización. En Estados Unidos dicha comercialización suele diferenciarse con el cacao común en la medida en que esta lleva incorporada taurina y guaraná; Coco Loko es la empresa que lidera su producción y su precio por dosis corresponde a 7.500 pesos.

Los principales casos reportados de consumo se concentran en la población joven, universitaria en su mayoría, de los Estados Unidos, Alemania y Europa.

Artículos Relacionados:

Print Email