Desarrollo de la Infraestructura de Urabá: Oportunidades y Retos para los Sectores Colombianos (Parte III)

Artículos Especiales

Desarrollo de la Infraestructura de Urabá: Oportunidades y Retos para los Sectores Colombianos (Parte III)
Lunes, 27 Noviembre 2017 04:35

Comparte en redes sociales

Flores

De extendida presencia en el oriente antioqueño y gran vocación exportadora, el sector de las flores podría obtener una ventaja competitiva adicional al enviar sus productos hacia el exterior por los puertos de Urabá. Esto si se tiene en cuenta que sus principales clientes son Estados Unidos y la Unión Europea, destinos con los que se tendría conexión directa a través del Atlántico, con reducciones en costos de transporte y tiempos por la cercanía entre las regiones, lo que a su vez se traduce productos más frescos en los mercados de destino.

cafe11
Fuente: Pexels

Café

Más allá de Antioquia, una de las zonas a las que apunta la construcción de las obras de infraestructura en Urabá es el Eje Cafetero, justamente para convertirse en el paso obligado del grano hacia el exterior. Como en la mayoría de los sectores mencionados, los beneficios estarán dados por la disminución en tiempo y costos de transporte, que le suman competitividad al sector. Esta situación puede resultar especialmente prometedora para aquellos productos con valores agregados, como los cafés orgánicos, cuyos costos son mayores y que se mitigarían en parte a través de la operación logística que ofrecen los proyectos viales y portuarios adelantados en Urabá.

Gracias a su reputación en los mercados internacionales, el café puede ser, junto con el banano, el producto agrícola que sirva como prueba inicial para las operaciones portuarias y logísticas, pero prontamente las oportunidades se pueden extender al resto del sector y ofrecer beneficios similares a productos prometedores, como el cacao.

Transporte terrestre de carga

Si bien la construcción de las nuevas vías traerá consigo la presencia de peajes, hasta ahora inexistentes en la región, incrementando los costos operativos del sector, la situación se verá más que compensada por los volúmenes de carga que se moverán desde y hacia los puertos, además de la reducción en trayectos y tiempos, por lo tanto en combustibles, principal ítem en el índice de costos del transporte de carga terrestre.

Cabe mencionar que las oportunidades de los demás sectores dependerán en gran medida del éxito en la operación del transporte terrestre de carga, panorama que implica una serie de mejorías por parte del sector, pero también por parte del gobierno central, especialmente en aquellos puntos que conllevan a las disputas frecuentes entre ambas partes, como el costo de los combustibles, la sobreoferta existente y el fallido sistema de chatarrización del país.

Adicionalmente, existen otros retos que deberán conjugarse para que las obras de infraestructura que se desarrollan en Urabá se transformen en prosperidad para la región. El primero de ellos es el asunto de orden público. En este sentido resulta coherente la avanzada estatal por recuperar el control territorial de manos de las bandas criminales arraigadas en la zona, que por su ubicación estratégica la han convertido en uno de los embarcaderos de drogas de mayor participación en el país. Es necesario recordar que la disputa territorial en Urabá trajo consigo una época de terror para sus habitantes, por lo que una institucionalidad fuerte es el primer paso para superar esa etapa y abrirse camino hacia un futuro prometedor.

Muy ligado a lo anterior se encuentra la desigualdad social, situación que deberá ser atendida por el estado para evitar que las brechas se expandan y se derive en una situación incontenible, como aquella que motivó el reciente paro en Buenaventura, poniendo en vilo la operación comercial del país. Es indispensable que el estado pueda llegar con toda su oferta institucional a la región, para lo cual necesita obtener el control territorial y garantizar el orden público, además de velar porque parte de los réditos económicos que se generen a través de las operaciones portuarias se transformen posteriormente en desarrollo y bienestar para las comunidades de la zona.

Otros aspectos, como la protección del medio ambiente, medidas efectivas contra posibles hechos de corrupción en los municipios impactados por los proyectos, una adecuada restitución de tierras y el impulso a los campesinos a través de los proyectos productivos, serán claves para convertir a Urabá en uno de los corredores comerciales y portuarios más importantes del continente.

Daniel Moreno Montoya
Periodista Universidad de Antioquia
Colaborador y editor de artículos especiales de Sectorial.co
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Artículos Relacionados:

30 off 2

Subir