El panorama mundial para el mercado de fertilizantes es que sus precios se mantengan estables gracias a la menor producción global de fosfatos que se dio por el cierre de una de las plantas más importantes ubicadas en Estados Unidos que generaban 1.3 millones de toneladas.

Por medio de un acuerdo, realizado en China, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y los 12 países miembros, aprobaron los Límites Máximos de Residuos (LMR) para 26 plaguicidas utilizados en alimentos.

La Comisión Europea dio luz verde el 21 de marzo a la compra de la agroquímica Monsanto por parte de Bayer, por un valor de 66 mil millones de dólares. La adquisición tuvo una serie de condiciones, donde Bayer se comprometió a vender todo su negocio de semillas y parte del de fitosanitarios a su competidora alemana BASF. También le venderá su departamento de investigación y desarrollo y su negocio de caracteres vegetales, genéticamente modificados y no modificados.

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, canceló el registro de venta a 254 denominaciones comerciales de Plaguicidas Químicos para el sector agrícola pues tenían características toxicológicas de nivel I y III. Estas denominaciones representan el 98% del total de este producto en el mercado. De acuerdo con la entidad “no se comercializaban desde 2017 porque no superaron los riesgos mínimos establecidos para prevenir y mitigar daños a la salud humana y al medio ambiente”.

Siguiendo la normatividad colombiana del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, sobre el manejo y monitoreo de los cultivos de maíz y algodón genéticamente modificados, se estableció el programa MARI, Manejo de Resistencia de Insectos.

Luego de dos años y con una inversión de 21 millones de dólares, la compañía productora y comercializadora de fertilizantes minerales para la agricultura, Yara Colombia, inauguró en Cartagena una planta de productos para la nutrición de cultivos.