sugar 1304500 1920La implementación de la reforma tributaria generó un incremento en los precios de los combustibles, a razón de un nuevo impuesto verde que busca limitar su demanda, expectativa que cumplió su objetivo casi de manera inmediata, afectando a los diferentes agentes del sector. A su vez, el primer semestre del año se caracterizó por algunos otros incrementos debido a diferentes circunstancias. Por su parte, el riesgo atado al déficit que presenta el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC) se conserva y se generan mayores alertas si se considera el aviso de un posible escenario de no autosuficiencia de combustibles en el mediano plazo.

Martes, 05 Septiembre 2017 18:44

Terpel Venderá Esso y Mobil

Written by

La Organización Terpel integrará el negocio de distribución de lubricantes con el de ExxonMobil (dueño de Esso y Mobil), con una resolución de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) que definirá si se acepta o no este negocio.

La contaminación en el aire depende del tipo de combustible que utilizan los automóviles. De acuerdo con estudios realizados en un laboratorio de São Paulo, Brasil, la combustión de gasolina produce mayor material particulado que el etanol.

Tras no modificar los precios de los combustibles en junio, el Ministerio de Minas y Energía informó que el precio de referencia de venta al público de la gasolina en Bogotá, a partir del 1 de julio será de $8.518 por galón y el del ACPM en $7.805 por galón, lo que se traduce en una disminución en el precio de referencia en Bogotá, para la gasolina de $46 pesos por galón y un aumento en el precio del ACPM de $14 pesos por galón.

Según una auditoría realizada por la Contraloría departamental del Meta, esta región está cerca de perder 29.420 millones de pesos invertidos en la realización de este proyecto, pues a la fecha no se ha obtenido la decisión de viabilidad por parte de la Administración Departamental.

La Fiscalía General de la Nación en los resultados que ha venido mostrando en el caso Reficar evidenció que los desperdicios hechos por la Refinería de Cartagena, en su modernización hecha desde 2003 hasta 2015, alcanzarían la cifra 50.883 millones cada año. La Fiscalía encontró un peculado de más de 610.000 millones representados en pagos de facturación por bienes o servicios no presentados al proyecto.