El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), realizó pruebas en fincas ganaderas de Antioquia, Córdoba, Caquetá, Cesar, Meta y Santander. En este proceso se encontraron contaminantes químicos y residuos de antibióticos y anabólicos veterinarios tanto en las fincas como en las plantas de sacrificio. Esto representa malas prácticas que perjudician a los productores en cuanto a la comercialización exterior y que también puede tener efectos negativos en la salud pública.

Central Informativa Ganadero

Subir