Sector
¿Puede una Compañía como Samsung Recuperar su Imagen y Confianza?
Lunes, 31 Octubre 2016 10:21

Written by  Hardware y Software

¿Puede una Compañía como Samsung Recuperar su Imagen y Confianza?

Comparte en redes sociales

En los últimos días, la empresa de Corea del Sur, Samsung, fue protagonista en los diferentes medios y no precisamente por buenas noticias. La compañía se vio obligada a retirar del mercado el producto con el que pretendía continuar dominando la venta de Smartphones. Sin embargo, el lanzamiento del Galaxy Note 7 se convirtió en uno de los peores fracasos en la historia de la tecnología.

mobile phone 572865 1920

Foto: www.pixabay.com

Samsung es una multinacional conformada por un emporio familiar que tiene importantes negocios en los sectores de la construcción, la industria química, servicios médicos, turismo, entre otros. Es la principal compañía surcoreana, catalogada por Forbes como la 18° empresa más grande del mundo. Además aporta cerca del 17% al Producto Interno Bruto (PIB) del país asiático.

Galaxy Note 7: Causante de los Problemas

En pasados meses, el mayor fabricante mundial de celulares presentó ante el mundo su nuevo producto: el Note 7 de la familia Galaxy, con el que pretendía competir con su mayor rival, Apple, quien de manera paralela también había presentado el iPhone 7. El Smartphone de la compañía asiática incorporaba elementos bastante innovadores que causaban gran curiosidad en los amantes de la tecnología. Sin embargo, luego de que saliera al mercado, el Note 7 se convirtió en el peor fiasco para Samsung.

Millones de videos comenzaron a correr por internet, donde se veía que los teléfonos comenzaban, sin motivo aparente a incendiarse y a explotar en los bolsos de las personas. A raíz de esto, el gigante asiático decidió retirar del mercado todas las unidades fabricadas, como también detener la producción de esta última presentación. El problema aparentemente radicaba en un fallo de las celdas de las baterías que usaban los terminales, además de un posible error en el software del dispositivo. Todo esto generado por el afán de Samsung de adelantarse a la llegada del teléfono de su máximo competidor.

Impacto a Corto Plazo: Económico.
Impacto a Largo Plazo: Deterioro del Prestigio y Confianza.

El impacto en el ámbito económico no se hizo esperar y la compañía se pronunció referente al incidente. Samsung estima que la empresa sufrirá una pérdida de US$3.000 millones de dólares, que se materializarán durante el cuarto trimestre del presente año, extendiéndose hasta los primero tres meses del 2017. Adicionalmente, la gigante surcoreana estima que su utilidad operativa podría verse afectada en un 30% menos que el año pasado. En materia bursátil, los inversores también castigaron de manera fuerte a la compañía en bolsa. El día que fue conocido el hecho, la acción de Samsung cayó cerca de un 8% en una sola jornada, perdiendo en capitalización bursátil cerca de US$20.000 millones de dólares.

No obstante, más allá de la pérdida en cifras, que no deja de ser importante, hay un factor que resulta ser más relevante dentro de los consumidores. Debido a este incidente, Samsung ha sufrido un enorme daño en su imagen, más allá de que por volumen de ventas sea la compañía líder a nivel mundial, por encima de Apple (La Competencia Salvaje en el Mercado de los Celulares) y Huawei (Huawei en Colombia: Más que Celulares). El mayor impacto que puede tener la empresa es el deterioro en su imagen de marca y la perdida de la confianza del consumidor. Para las grandes compañías del mundo, el valor de marca es uno de los principales activos, más allá de las pérdidas materiales, las cuales se pueden recuperar con este factor; volver a recobrar la reputación corporativa puede ser un asunto largo, doloroso y costoso.

Volkswagen y Whirlpool, Casos Similares

Otro escándalo sonado fue el del fabricante alemán de autos, Volkswagen (Sector Automotriz). Hasta hace un par de años se descubrió que la compañía alemana estuvo manipulando durante mucho tiempo las pruebas para las emisiones contaminantes de sus autos diésel en Estados Unidos. Luego que la empresa aceptará su culpabilidad en el asunto, la compañía perdió más de 30% de su valor en bolsa, además de recibir costosas multas y miles de reclamos por parte de usuarios, quienes se sintieron “traicionados”. Por otro lado, la reputación del mayor fabricante de electrodomésticos del mundo, Whirlpool, se vio afectada también de gran manera al conocerse que debía modificar más de cinco millones secadoras de ropa que corrían el riesgo de prender fuego.

En conclusión, el sector de la telefonía móvil ha estado marcado por rápidos y continuos saltos tecnológicos y ha demostrado además, con empresas como BlackBerry y Nokia, que una compañía líder puede pasar rápidamente al olvido. Las esperanzas de Samsung estarán puestas ahora en su próximo Galaxy S8 y el éxito que este pueda tener en el mercado, tal cual lo han hecho su predecesores S7 y S7 Edge, que han sido los celulares más vendidos en el mundo durante el 2016. Por el momento lo que le resta a la compañía es dar la cara al público y hablar con la sinceridad que el caso merece.

Ricardo Gómez Londoño
Ingeniero Financiero
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Adquiera el informe completo del Sector Hardware y Softwareaquí.

Para suscribirse y recibir diariamente la actualidad informativa del sector de su interés, contáctenos.

Hardware y Software
Recibe más información acerca del sector Hardware y Software