La Iniciativa de Transparencia en la Industria Extractiva (EITI), le otorgó a Colombia la segunda calificación más alta en buenas prácticas minero-energéticas por cumplir con el estándar en el recaudo de ingresos y la distribución socioeconómica de recursos.

Luego de un balance realizado a los 116 municipios en Cundinamarca, por parte de la Contraloría departamental, se encontró que de 875 concesiones solo 229 han reportado información sobre los planes de manejo ambiental bajo las nuevas legislaciones. Esta información fue validada por la Agencia Nacional Minera y la Agencia Nacional de Licencias Ambientales.

Desde hace tres años, la Agencia Nacional de Minería ha realizado esfuerzos para ingresar al Comité Internacional para el Reporte de Recursos y Reservas (CRIRSCO), una entidad avalada por el Consejo Internacional de Minería y Metales que representa la industria minera a nivel mundial. Finalmente, Colombia consiguió su objetivo. CRIRSCO cuenta con 11 integrantes, y está conformado por las entidades que dictan las condiciones para el reporte de resultados de explotación, recursos y reservas mineras.

Luego de una reunión entre el Ministerio de Minas y Energía y los funcionarios de gobernaciones y secretarias de 10 departamentos, se desarrollaron diferentes acciones para fortalecer la minería en las regiones y abrir espacios para la participación ciudadana. La Dirección de Minería Empresarial confirmó que los departamentos beneficiados serán Antioquia, Boyacá, Caldas, Córdoba, Cundinamarca, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, Santander y Tolima.

Mineros S.A., junto con la Gobernación de Antioquia, realizó el anuncio de entrega de 369 hectáreas y 6.175 metros cuadrados de tierra en los municipios de El Bagre y Zaragoza al grupo de mineros ancestrales de la Empresa Minera Nuevo Cuturú S.A.S.

Según el último informe de proyección económica de la Asociación Colombiana de Minería “la carga impositiva es uno de los principales criterios de decisión de inversión en un país, resulta fundamental pensar en un modelo competitivo frente a los esquemas tributarios de países con los que se compite y que permita recuperar la inversión minera”.